Publicado 29/04/2021 11:19CET

Aumentos del mar de tres metros por siglo en calentamientos del pasado

Ilustraciòn sobre la subida del nivel del mar
Ilustraciòn sobre la subida del nivel del mar - FLICKR

   MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Estudios de antiguas playas y arrecifes de coral fosilizados sugieren que el nivel del mar tiene el potencial de subir mucho más rápido de lo que predicen los modelos actualmente.

   En un momento de un período comparable, aumentaron a tres metros por siglo, o 30 milímetros por año, según la doctora Fiona Hibbert, geóloga de la Universidad de York, que ha estado estudiando períodos pasados de calentamiento con su equipo. La tasa actual de aumento es de 3,2 milímetros por año.

   Hibbert está trabajando en un proyecto llamado ExTaSea, que predice los peores escenarios de aumento del nivel del mar en todo el mundo. El objetivo es ayudar a los responsables de la formulación de políticas a tomar decisiones a largo plazo, por ejemplo, sobre la ubicación de una infraestructura duradera, como las centrales nucleares.

   Idear modelos que puedan hacer tales predicciones es notoriamente difícil. "No estamos completamente seguros de todos los procesos involucrados. Cuando se derrite una capa de hielo, a veces operan escalas de tiempo realmente prolongadas, lo cual es bastante difícil de poner en un modelo", explica.

   Y el derretimiento altera el sistema, por ejemplo, aliviando la carga sobre la corteza terrestre, que luego experimenta un rebote en cámara lenta durante miles de años.

   Otro problema es que los datos sobre los niveles del mar recientes se remontan a solo 150 años (para mareógrafos) y de 20 a 25 años para mediciones satelitales.

   Debido a esto, geólogos como Hibbert y el profesor Alessio Rovere, un geocientífico de la Universidad de Bremen en Alemania, están mirando hacia atrás para ver qué sucedió durante el último período interglacial. "El registro geológico es excelente porque incluye todos los procesos", dijo Hibbert, citado por Horizon, la revista de investigación e innovación de la UE.

   Vivimos en un período interglacial conocido como Holoceno. "Durante los últimos 6.000 años, los seres humanos han disfrutado de un clima y unas condiciones del nivel del mar bastante estables, y prosperaron gracias a esto", dijo el profesor Rovere.

   El análogo más cercano al Holoceno en el pasado geológico es el último interglacial, que ocurrió hace entre 125.000 y 118.000 años. Durante este tiempo, la temperatura global fue de uno a dos grados más alta que las temperaturas preindustriales de referencia utilizadas para medir el cambio climático en la actualidad, debido a ligeras diferencias en la inclinación y la órbita de la Tierra.

   Los geólogos pueden encontrar pistas sobre el nivel del mar en este momento a partir de arrecifes de coral fosilizados que quedaron varados como capas de acantilados cuando los mares se hundieron, así como la composición química de pequeños organismos marinos conocidos como foraminíferos, que dan una idea del alcance del mar en el pasado, dice Hibbert.

   Y el profesor Rovere, que dirige un proyecto llamado WARMCOASTS, también considera lo que las playas antiguas, que también se convirtieron en capas en los acantilados, pueden decirnos.

   "Hoy una playa tiene arenas que se forman a lo largo de la costa ... imagina que todo esto ... puede congelarse en el tiempo porque se convierte en roca. Entonces podemos volver atrás y mirar las rocas que antes eran playas", dijo. Por sus características y las conchas que se conservan en su interior, "podemos establecer conexiones con el cambio del nivel del mar", dijo.

   Sin embargo, sacar el mensaje correcto de los arrecifes y las playas varados es complicado. Un mar que se aleja puede dejar restos de su presencia en un lugar, solo para que sean elevados --o abandonados-- por la actividad geológica posterior.

   El profesor Rovere experimentó estos problemas al tratar de resolver el perdurable rompecabezas de misteriosas y enormes rocas que se encuentran en lo alto de acantilados de 15 metros en la isla de Eleuthera en las Bahamas. Mientras que algunos en el campo creen que fueron arrojados allí por súper tormentas, otros, incluido él, piensan que una combinación de niveles más altos del mar y tormentas menores fueron los responsables.

   A pesar de estos desafíos, Hibbert combinó análisis de arrecifes de coral antiguos realizados por científicos de todo el mundo y concluyó que el nivel del mar subió a tasas 'realmente altas', de hasta tres metros por siglo, 'que es aproximadamente diez veces más alta que las tasas actuales. "

   El profesor Rovere está recopilando datos sobre características geológicas como corales antiguos y playas para crear una base de datos que ayudará a dar una historia matizada de cómo cambiaron los niveles del mar en diferentes lugares y la fuerza de las olas durante el último interglacial.

   Es difícil interpretar los datos geológicos, por lo que el profesor Rovere también se basa en modelos más utilizados por los ingenieros para comprender el impacto de las olas y las corrientes en los puertos; pueden ayudarlo a comprender cómo se deposita la arena a lo largo de las costas interglaciares.

   "Combinando estas dos disciplinas diferentes ... podemos decir mucho más sobre el pasado de lo que podemos hacer con solo la interpretación geológica de las rocas", dijo.

   Su trabajo está produciendo figuras ligeramente diferentes. "En algunos registros de rocas, hay algunas características que nos hacen pensar que en algún momento durante este período cálido el nivel del mar saltó, de tres metros a seis metros", dijo. Esto equivale a unos 10 mm al año. El salto ocurrió en un tiempo relativamente corto, dice.

   "Esto es realmente interesante porque hoy estamos en un período cálido --de forma natural así como por el cambio climático-- y en el último interglacial, incluso sin que le demos calor al sistema, algunos datos apuntan a que hubo este salto.

   "Ahora bien, esta es una idea muy debatida, pero ¿y si es verdad? Significa que existe la posibilidad de que el hielo se derrita rápidamente, además de lo que hacemos como humanos".

   El profesor Rovere dice que un aumento del nivel del mar de 10 mm al año sería "casi imposible" de adaptarse con suficiente velocidad. "Significa que simplemente tenemos que abandonar nuestras ciudades", agregó.

Contador