Las auroras de Saturno, imágenes finales de la misión Cassini

Publicado 14/01/2020 18:30:29CET
Las auroras de Saturno, imágenes finales de la misión Cassini
Las auroras de Saturno, imágenes finales de la misión Cassini - NASA/JPL-CALTECH/SPACE SCIENCE INSTITUTE/A. BADER

   MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Imágenes de las auroras ultravioletas de Saturno en una resolución sin precedentes sobresalen del análisis de los datos finales enviados por la nave Cassini, cuya misión terminó en septiembre de 2017.

   Durante el último tramo de su viaje, Cassini fue puesta en una órbita particularmente atrevida que pasaba entre Saturno y sus anillos, lo que la acercó más que nunca a Saturno. Las nuevas observaciones de las auroras ultravioletas, tomadas el 27 de agosto de 2017, se detallan en dos nuevos estudios publicados en Geophysical Research Letters y JGR: Space Physics.

   Las auroras de Saturno son generadas por la interacción del viento solar, una corriente de partículas energéticas emitidas por el Sol, con el campo magnético de rotación rápida de Saturno. Están ubicados en las regiones polares del planeta y se sabe que son altamente dinámicos, a menudo pulsantes y parpadeantes a medida que ocurren diferentes procesos dinámicos en el entorno de plasma del planeta.

   El científico de la Universidad de Lancaster Alexander Bader, estudiante y autor principal de la investigación, dijo en un comunicado: "Sorprendentemente, muchas preguntas que giran en torno a las auroras de Saturno siguen sin respuesta, incluso después del éxito sobresaliente de la misión Cassini.

   "Este último conjunto de imágenes de primer plano nos brinda vistas únicas y altamente detalladas de las estructuras a pequeña escala que no se pudieron discernir en las observaciones anteriores de Cassini o del telescopio espacial Hubble. Tenemos algunas ideas sobre cuál podría ser su origen, pero aún queda mucho análisis por hacer".

   Las imágenes satelitales por sí solas apenas serán suficientes para desentrañar los misterios de la aurora: las partículas energéticas que causan los brillantes espectáculos de luces alrededor de los polos de Saturno se originan lejos de la superficie del planeta, donde las líneas de campo magnético se retuercen y las nubes de plasma interactúan entre sí. Cuando se encuentra en la región correcta, Cassini a veces se incrusta en la corriente de partículas que conecta las auroras con la magnetosfera.

   El primer análisis de las mediciones de partículas de la nave espacial registradas durante estos tiempos mostró que las auroras de Saturno, como la de Júpiter, son generadas por partículas mucho más energéticas que las de la Tierra. Sin embargo, los mecanismos físicos subyacentes parecen mostrar similitudes entre los tres.

   A pesar de que la misión de Cassini ha terminado, los datos que proporcionó siguen llenos de sorpresas y continuarán ayudando a los investigadores a comprender el funcionamiento de las auroras de planetas gigantes, especialmente en combinación con las observaciones de Juno de la magnetosfera de Júpiter

Contador