Publicado 10/11/2021 17:03CET

Aves migran de este a oeste, posiblemente por el cambio climático

Bisbita de Richard
Bisbita de Richard - WIKIPEDIA

   MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Una especie de ave que migra entre el norte de Rusia y el sur de Europa ha comenzado a aparecer en partes de Europa occidental donde no se las había visto antes.

   En un artículo publicado en la revista Current Biology, un grupo de científicos franceses describe su estudio de datos que describen alteraciones en los patrones de migración del conocido como bisbita de Richard.

   La evidencia de tales cambios en las aves, señalan los investigadores, es rara. A las aves generalmente les gusta mantener estables sus rutas.

   Históricamente, los bisbitas de Richard se reproducen en Siberia durante el verano y luego vuelan hacia el suroeste hasta el sur de Asia. En los últimos años, se han visto algunos "vagabundos" en otras zonas, pero su presencia se ha atribuido a lapsos en la navegación. Pero más recientemente, su número ha aumentado a varias docenas en lugares como el sur de Francia, evidencia de un verdadero cambio en el patrón de migración.

   Para obtener más información sobre el cambio, los investigadores liderados por Paul Dufour, de la Universidad de Grenoble Alpes, comenzaron a recopilar datos sobre avistamientos de aves de grupos de observación de aves tanto académicos como aficionados. También marcaron algunas de las aves que se encontraron en lugares inusuales para averiguar si regresaban al nuevo lugar año tras año.

   Descubrieron que la mayoría lo hacía, otra señal de que las aves no solo estaban perdidas, sino que habían cambiado su destino de invierno a casa. Los investigadores señalan que el cambio para las aves es particularmente notable porque, a diferencia de muchas otras especies migratorias, viajan solas, por lo que no reciben señales de otras aves sobre los sitios de aterrizaje. También son únicos en el sentido de que viajan mucho más lejos que la mayoría de las otras especies que migran al este y al oeste.

   Los investigadores creen posible que el desvío de ruta haya sido facilitado por el cambio climático. Dufour y su equipo utilizaron modelos informáticos que estiman la idoneidad climática para los bisbitas en Europa en función de variables como la temperatura y la precipitación. Los investigadores compararon dos períodos, de 1961 a 1990 y de 1990 a 2018, y encontraron que las temperaturas más cálidas en el último período han hecho que la mayor parte del sur de Europa sea un mejor lugar de invernada para las aves que antes.

   La selección de zonas de invernada europeas también puede implicar el deterioro de sitios ancestrales del sur de Asia, pero los investigadores aún no lo han investigado. El cambio climático también podría estar afectando eso, dice Dufour. Pero "sospechamos que la modificación del hábitat en el sudeste asiático (urbanización creciente, áreas menos abiertas) también puede ser parte de la ecuación".

Contador