Publicado 08/02/2021 17:44CET

Betelgeuse ni está a punto de explotar ni amenaza a la Tierra

Variaciones de brillo recientes de Betelgeuse
Variaciones de brillo recientes de Betelgeuse - ESO/M. MONTARGÈS ET AL

   MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La estrella Betelgeuse se encuentra en la fase de combustión de helio del núcleo, lo que significa que restan más de 100.000 años antes de que ocurra una explosión de supernova. Tampoco representa una amenaza para la Tierra su lo hace

   Un nuevo estudio también concluye que Betelgeuse tiene una masa y un radio más pequeños, y está más cerca de la Tierra de lo que se pensaba anteriormente. También muestra que las variaciones de brillo más pequeñas de Betelgeuse han sido impulsadas por pulsaciones estelares, y sugirieron que el reciente gran evento de atenuación involucró una nube de polvo.

   Los resultados corresponden a un examen realizado por el equipo internacional de científicos, incluido el Instituto Kavli de Física y Matemáticas del Universo (Kavli IPMU). Se publican en Astrophysical Journal.

   Betelgeuse es normalmente una de las estrellas más brillantes y reconocibles del cielo invernal, y marca el hombro izquierdo de la constelación de Orión. Pero últimamente, se ha estado comportando de manera extraña: a principios de 2020 se observó una gran caída sin precedentes en su brillo, lo que ha provocado la especulación de que Betelgeuse puede estar a punto de explotar.

   El equipo analizó la variación de brillo de Betelgeuse mediante el uso de modelos evolutivos, hidrodinámicos y sísmicos. Lograron una idea más clara que antes de que Betelgeuse actualmente quema helio en su núcleo. También mostraron que las pulsaciones estelares impulsadas por el llamado mecanismo kappa hacen que la estrella se ilumine o se desvanezca continuamente con dos períodos de 185 (+/- 13,5) días y aproximadamente 400 días. Pero la gran caída en el brillo a principios de 2020 no tiene precedentes, y probablemente se deba a una nube de polvo frente a Betelgeuse.

   Su análisis informó una masa actual de 16,5 a 19 masas solares, que es ligeramente más baja que las estimaciones más recientes. El estudio también reveló cómo de grande es Betelgeuse, así como su distancia de la Tierra.

A 530 AÑOS LUZ

   El tamaño real de la estrella ha sido un poco misterioso: estudios anteriores, por ejemplo, sugirieron que podría ser más grande que la órbita de Júpiter. Sin embargo, los resultados del equipo mostraron que Betelgeuse solo se extiende a dos tercios de eso, con un radio de 750 veces el radio del sol. Una vez que se conozca el tamaño físico de la estrella, será posible determinar su distancia a la Tierra. Hasta ahora, los resultados del equipo muestran que está a solo 530 años luz de nosotros, o un 25 por ciento más cerca de lo que se pensaba.

   Sus resultados implican que Betelgeuse no está en absoluto cerca de explotar, y que está demasiado lejos de la Tierra para que la eventual explosión tenga un impacto significativo aquí, aunque todavía es un gran problema cuando estalla una supernova. Y como Betelgeuse es el candidato más cercano a una explosión de este tipo, nos brinda una oportunidad única de estudiar lo que les sucede a estrellas como esta antes de que exploten.