Publicado 18/12/2020 17:50CET

Un bloque del tamaño de Sevilla se desprende del iceberg gigante A68A

Posición de A68A y su fragmento a 17 de diciembre
Posición de A68A y su fragmento a 17 de diciembre - ESA

   MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Nuevas imágenes de satélite revelan que el megaiceberg A-68A ha girado en el sentido de las agujas del reloj, moviendo un extremo más cerca de Georgia del Sur y hacia aguas poco profundas.

   Al hacerlo, el enorme témpano flotante, del tamño de Ibiza, podría haber raspado el fondo marino, que en la zona tiene menos de 200 metros de profundidad, provocando que un enorme bloque de hielo se desprendiera de la punta norte del iceberg.

   El nuevo trozo de hielo tiene alrededor de 18 km de largo y aproximadamente 140 km cuadrados, aproximadamente del mismo tamaño que Sevilla, y se puede ver desprendido del iceberg principal A-68A en las imágenes del satélite Sentinel 1, difundidas por la ESA.

   A pesar de su pequeña apariencia en las imágenes, el nuevo trozo de hielo es tan grande que lo más probable es que el Centro Nacional de Hielo de EE.UU. lo nombre A-68D en los próximos días. Otros dos trozos de hielo que se rompieron anteriormente se denominaron A-68B y A-68C.

YA NO ES EL MÁS GRANDE DEL MUNDO

   El iceberg principal A-68A tiene ahora aproximadamente 3.700 kilómetros cuadrados con una longitud de alrededor de 135 kilómetros. Habiendo perdido muchos otros trozos de hielo durante las últimas semanas, el A-68A ha perdido ahora su título como el iceberg más grande del mundo. El primer lugar pasa ahora al iceberg A-23A, que actualmente está atascado en el mar de Weddell, con un tamaño de casi 4.000 kilómetros cuadrados.

   Aunque se daba por hecho que acabaría embarrancando cerca de Georgia del Sur, Todavía no está claro hacia dónde viajará ahora el iceberg principal A-68A. Llevado por las corrientes, podría continuar su viaje alrededor de la isla de Georgia del Sur como lo han hecho muchos otros icebergs anteriores en el pasado, moviéndose en dirección sureste, antes de girar hacia el norte.

   Durante sus dos primeros años de deriva desde su origen en un frente de hielo adherido a la Península Antártica, A-68 se desvió lentamente, obstaculizado por el hielo marino. Pero a medida que avanzaba en aguas relativamente abiertas, el ritmo del iceberg aumentó.