Publicado 01/12/2021 12:57CET

En busca de hielo de 1,5 millones de años bajo la Antártida

Establecimiento del campamento de campo Beyond EPICA en 2020.
Establecimiento del campamento de campo Beyond EPICA en 2020. - ARMAND PATOIR – FRENCH POLAR INSTITUTE/PNRA

   MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Una campaña financiada por la Comisión Europea tiene previsto perforar el hielo más antiguo de la Antártida en las próximas semanas, para recopilar un registro de clima de 1,5 millones de años.

   Los científicos del proyecto, Beyond EPICA-Oldest Ice, esperan que su trabajo les ayude a explicar por qué las edades de hielo de la Tierra cambiaron de frecuencia en el pasado profundo.

   El proyecto, que comenzó en 2019, tendrá una duración de siete años. Esta primera campaña de perforación, iniciada en noviembre y que durará hasta enero de 2022, se lleva a cabo en Little Dome C, un área de 10 km2, ubicada a 40 km de la estación italo-francesa Concordia, en la meseta antártica oriental, uno de los lugares más extremos en la tierra.

   Glaciólogos, ingenieros y técnicos del equipo internacional trabajarán a una altitud de 3.233 metros sobre el nivel del mar, a más de 1.000 km de la costa, y experimentarán temperaturas medias en verano en la Antártida de -35 ° C.

   Una vez que se complete la instalación del campamento en Little Dome C, haciendo que el sitio de perforación esté completamente operativo, se probará el sistema de perforación. Mientras hace esto, el equipo también completará la construcción de una cueva de almacenamiento temporal en la nieve que protegerá las primeras muestras de hielo.

   Según informa en un comunicado el British Antarctic Survey (BAS), que participa en el proyecto, el éxito de esta campaña es fundamental para el resultado de todo el proyecto. Habrá dos momentos decisivos para la historia de la ciencia climática: el primero, será la perforación del pozo piloto del que se extraerá el núcleo de hielo; el segundo, será la extracción de las primeras capas de hielo al final de esta campaña. El equipo espera lograr una tasa promedio de extracción de muestras de 170 metros por semana.

   "Durante nuestro anterior proyecto EPICA (Proyecto europeo de extracción de muestras de hielo en la Antártida), que finalizó en 2008, logramos extraer y analizar un núcleo de hielo de 800.000 años. Ahora estamos tratando de viajar más atrás en el tiempo: porque si queremos obtener una perspectiva correcta de lo que el mundo está experimentando actualmente con el cambio climático y adoptar estrategias de mitigación adecuadas, debemos mirar aún más atrás, que es lo que estamos intentando hacer en la Antártida con Beyond EPICA", dice el científico principal Carlo Barbante, director del Instituto de Ciencias Polares del Consejo Nacional de Investigaciones de Italia (Cnr-Isp) y profesor de la Universidad Ca 'Foscari de Venecia, que participa in situ en la campaña.

   El clima y la historia ambiental de nuestro planeta están archivados en el hielo: puede revelar información de siglos e incluso cientos de milenios sobre la evolución de la temperatura y la composición de la atmósfera. Por lo tanto, los investigadores podrán evaluar el contenido de gases de efecto invernadero, como el metano y el dióxido de carbono, en la atmósfera del pasado. Entonces, podrán vincular estos hallazgos con la evolución de la temperatura.