Publicado 09/09/2020 11:01:08 +02:00CET

Una cámara digital captura las primeras imágenes de 3.200 megapíxeles

Una cámara digital captura las primeras imágenes de 3.200 megapíxeles
Una cámara digital captura las primeras imágenes de 3.200 megapíxeles - GREG STEWART/SLAC NATIONAL ACCELERATOR LABORATORY

   MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Equipos del SLAC National Accelerator Laboratory de Estados Unidos han tomado las primeras fotos digitales de 3.200 megapíxeles, las más grandes jamás tomadas en una sola toma.

   El experimento fue logrado con una extraordinaria variedad de sensores de imágenes que se convertirán en el corazón y el alma de la futura cámara que explorará misterios cósmicos en el Observatorio Vera C. Rubin.

   Las imágenes son tan grandes que se necesitarían 378 pantallas de televisión de ultra alta definición 4K para mostrar una de ellas en tamaño completo, y su resolución es tan alta que se podría ver una pelota de golf a unos 23 kilómetros de distancia. Estas y otras propiedades pronto impulsarán una investigación astrofísica sin precedentes, según un comunicado.

   A continuación, la matriz de sensores se integrará en la cámara digital más grande del mundo, actualmente en construcción en SLAC. Una vez instalada en el Observatorio Rubin en Chile, la cámara producirá imágenes panorámicas del cielo austral completo, una panorámica cada pocas noches durante 10 años.

   Sus datos se incorporarán al Legacy Survey of Space and Time (LSST) del Observatorio Rubin, un catálogo de más galaxias que personas vivas en la Tierra y de los movimientos de innumerables objetos astrofísicos. Usando la cámara LSST, el observatorio creará la película astronómica más grande de todos los tiempos y arrojará luz sobre algunos de los mayores misterios del universo, incluida la materia oscura y la energía oscura.

   Las primeras imágenes tomadas con los sensores fueron una prueba para el plano focal de la cámara, cuyo montaje se completó en SLAC en enero. "Este es un gran hito para nosotros", dijo Vincent Riot, gerente de proyectos de la cámara LSST del Lawrence Livermore National Laboratory. "El plano focal producirá las imágenes para el LSST, por lo que es el ojo capaz y sensible del Observatorio Rubin".

   En cierto modo, el plano focal es similar al sensor de imágenes de una cámara digital de consumo o la cámara de un teléfono móvil: captura la luz emitida o reflejada por un objeto y la convierte en señales eléctricas que se utilizan para producir una imagen digital.

   Pero el plano focal de la cámara LSST es mucho más sofisticado. De hecho, contiene 189 sensores individuales o dispositivos de carga acoplada (CCD), cada uno de los cuales aporta 16 megapíxeles, aproximadamente el mismo número que los sensores de imágenes de la mayoría de las cámaras digitales modernas.

   Los juegos de nueve CCD y sus componentes electrónicos de apoyo se ensamblaron en unidades cuadradas, llamadas "balsas científicas", en el Brookhaven National Laboratory y se enviaron a SLAC. Allí, el equipo de la cámara insertó 21 de ellos, más cuatro balsas especiales adicionales que no se utilizan para obtener imágenes, en una cuadrícula que los mantiene en su lugar.

   El plano focal tiene algunas propiedades verdaderamente extraordinarias. No solo contiene la friolera de 3.200 millones de píxeles, sino que sus píxeles también son muy pequeños (alrededor de 10 micrones de ancho) y el plano focal en sí es extremadamente plano, variando en no más de una décima parte del ancho de un cabello humano. Esto permite que la cámara produzca imágenes nítidas con una resolución muy alta.

   Con más de 70 centímetros de ancho, el plano focal es enorme en comparación con el sensor de imágenes de 3,5 centímetros de ancho de una cámara de consumidor de fotograma completo y lo suficientemente grande como para capturar una porción del cielo del tamaño de 40 lunas llenas. Por último, todo el telescopio está diseñado de tal manera que los sensores de imágenes podrán detectar objetos 100 millones de veces más tenues que los visibles a simple vista, una sensibilidad que le permitiría ver una vela a miles de kilómetros de distancia.

   Tomar las primeras imágenes de 3.200 megapíxeles de una variedad de objetos, incluido un Romanesco que fue elegido por su estructura de superficie muy detallada, fue una de estas pruebas. Para hacerlo sin una cámara completamente ensamblada, el equipo de SLAC utilizó un orificio de alfiler de 150 micrones para proyectar imágenes en el plano focal. Estas fotos, que se pueden explorar con resolución completa en línea, muestran el extraordinario detalle capturado por los sensores de imágenes.

Contador