Publicado 20/09/2021 10:13CET

Cambio en las reglas del juego para producir hidrógeno limpio

Electrocatalizador
Electrocatalizador - WIKIPEDIA

   MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo electrocatalizador más barato y eficiente es capaz de producir hidrógeno verde a partir del agua, una tecnología que podría abrir nuevas vías para la producción de energía limpia a gran escala.

   Por lo general, los científicos han estado utilizando catalizadores de metales preciosos, como el platino, para acelerar la reacción de descomponer el agua en hidrógeno y oxígeno. Ahora, la investigación de la Universidad de Curtin ha descubierto que agregar níquel y cobalto a catalizadores más baratos y anteriormente ineficaces mejora su rendimiento, lo que reduce la energía necesaria para dividir el agua y aumenta el rendimiento de hidrógeno.

   El investigador principal, el doctor Guohua Jia, de la Escuela de Ciencias Moleculares y de la Vida de Curtin, dijo que este descubrimiento, publicado en Nano Energy, podría tener implicaciones de gran alcance para la generación sostenible de combustible verde en el futuro.

   "Nuestra investigación esencialmente consistió en tomar nanocristales bidimensionales de hierro y azufre, que generalmente no funcionan como catalizadores para la reacción impulsada por la electricidad que obtiene hidrógeno del agua, y agregar pequeñas cantidades de iones de níquel y cobalto. Cuando hicimos esto, transformó completamente el hierro-azufre de bajo rendimiento en un catalizador viable y eficiente", dijo Jia en un comunicado.

   "El uso de estos materiales más abundantes es más barato y más eficiente que el material de referencia actual, el óxido de rutenio, que se deriva del elemento rutenio y es caro.

   "Nuestros hallazgos no solo amplían la 'paleta' existente de posibles combinaciones de partículas, sino que también introducen un catalizador nuevo y eficiente que puede ser útil en otras aplicaciones.

   "También abre nuevas vías para la investigación futura en el sector energético, colocando a Australia a la vanguardia de la investigación y las aplicaciones de energías renovables y limpias".

   Jia dijo que los próximos pasos serían expandir y probar el trabajo del equipo a mayor escala para probar su viabilidad comercial.