Publicado 01/07/2021 11:55CET

El cazador espacial de asteroides NEOWISE extiende misión por dos años

La NASA ha decidido ampliar dos años más la misión del cazador de asteroides NEOWISE.
La NASA ha decidido ampliar dos años más la misión del cazador de asteroides NEOWISE. - NASA/JPL-CALTECH

   MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Durante dos años más, el telescopio NEOWISE de la NASA continuará su búsqueda de asteroides y cometas, incluidos objetos que podrían representar un peligro para la Tierra.

   Esta extensión de la misión significa que el prolífico telescopio espacial de caza de objetos cercanos a la Tierra (NEO) de la NASA continuará sus operaciones hasta junio de 2023.

   Lanzado originalmente como la misión Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) en diciembre de 2009, el telescopio espacial examinó todo el cielo en longitudes de onda infrarrojas, detectando asteroides, estrellas tenues y algunas de las galaxias más débiles visibles en el espacio profundo. WISE completó su misión principal cuando agotó su refrigerante criogénico y se puso en hibernación en febrero de 2011. Las observaciones se reanudaron en diciembre de 2013 cuando la División de Ciencias Planetarias de la NASA reutilizó el telescopio espacial como "NEOWISE" para identificar asteroides y cometas en todo el sistema solar, con especial atención a los que pasan cerca de la órbita terrestre.

   "NEOWISE proporciona una capacidad única y crítica en nuestra misión global de defensa planetaria, al permitirnos medir rápidamente la emisión infrarroja y estimar con mayor precisión el tamaño de los asteroides peligrosos a medida que se descubren", dijo Lindley Johnson, oficial de defensa planetaria de la NASA y jefe de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria (PDCO) en la Sede de la NASA en Washington.

   "La extensión de la misión de NEOWISE destaca no solo el importante trabajo que se está realizando para salvaguardar nuestro planeta, sino también la valiosa ciencia que se está recopilando sobre los asteroides y cometas más allá en el espacio", comenta en un comunicado.

   A medida que los asteroides son calentados por el Sol, se calientan y liberan este calor como una débil radiación infrarroja. Al estudiar esta firma infrarroja, los científicos pueden revelar el tamaño de un asteroide y compararlo con las mediciones de observaciones realizadas por telescopios ópticos en tierra. Esta información puede ayudarnos a comprender cómo de reflectante es su superficie y al mismo tiempo proporcionar pistas sobre su composición.

   Hasta la fecha, NEOWISE ha proporcionado una estimación del tamaño de más de 1.850 NEOs, lo que nos ayuda a comprender mejor a nuestros vecinos más cercanos del sistema solar. Para marzo de 2021, la misión había realizado 1.130.000 observaciones infrarrojas confirmadas de aproximadamente 39.100 objetos en todo el sistema solar desde su reinicio en 2013. Entre sus muchos logros después de su reactivación, NEOWISE también descubrió el cometa NEOWISE, que recibió el nombre de la misión y deslumbró a los observadores de todo el mundo en 2020.