Publicado 24/04/2020 10:58CET

Cómo los datos abiertos de las ciudades pueden ayudar a mantener la distancia interpersonal tras el desconfinamiento

Cómo los datos abiertos de las ciudades pueden ayudar a mantener la distancia in
Cómo los datos abiertos de las ciudades pueden ayudar a mantener la distancia in - Inspide

MADRID, 24 Abr. (Portaltic/EP) -

Los datos ayudan a tomar decisiones y con el escenario de desconfinamiento en el horizonte con la salida de los niños este fin de semana, encuentran una nueva función en la planificación de rutas que permitan mantener la distancia interpersonal en las calles, con la que seguir evitando la propagación del coronavirus.

Actividades cotidianas como tirar la basura, comprar el pan o ir a una terraza a tomar algo se van a convertir en pequeños retos para los ciudadanos cuando se avance en las medidas de desconfinamiento.

En este sentido, una forma de resolver el problema de la distancia física que deberán guardar las personas es recurrir a las herramientas que permiten planificar los desplazamientos, como la que ha desarrollado Inspide con los datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid.

Esta aplicación webpermite conocer si la ciudad está adaptada a los requerimientos de distanciamiento social y qué actuaciones urbanas podrían ser necesarias para mejorar la seguridad en caso de no cumplirse.

En ella se muestran, por ejemplo, el ancho de las aceras representado con colores, desde el amarillo de las más estrechas a las moradas que permitirán guardar mayor distancia entre las personas. También especifica lo que miden, y con la representación de unas figuras, si su amplitud es adecuada para mantener la distancia requerida entre dos peatones, entre peatón y tándem adulto-niño y entre dos tándem adulto-niño.

La herramienta también se enfoca a las autoridades locales, quienes podrán usarla para determinar dónde es más adecuado dejar patinetes, bicicletas o motos de sharing; decidir dónde ubicar una terraza, o dónde colocar contenedores o parada de autobús, como indican desde Inspide en un comunicado.

Los responsables de esta herramienta señalan que con ella se han podido detectar estrechamientos o tramos concretos de Madrid en los que el ancho imposibilita recorrerlos con seguridad, como zonas enteras donde los residentes no cuentan con ninguna alternativa para ir al supermercado o la farmacia por una acera que les asegure mantener el distanciamiento recomendado en caso de cruzarse con otro transeúnte.