Publicado 15/10/2020 16:43CET

Se descubre inesperadamente un cúmulo globular pobre en metales

Se descubre inesperadamente un cúmulo globular pobre en metales
Se descubre inesperadamente un cúmulo globular pobre en metales - ESASKY & CFHT.

   MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un cúmulo globular de estrellas antiguas con baja metalicidad ha sido descubierto inesperadamente en el exterior de la cercana galaxia de Andrómeda.

   La nueva estructura, denominada RBC EXT8, tiene una abundancia 800 veces menor de elementos más pesados que hirdógeno y helio en relación al Sol, por debajo de un límite previamente observado, desafiando la noción de que estos cúmulos globulares no podrían haberse formado con metalicidades tan bajas.

   Los cúmulos globulares son agrupaciones densas, unidas gravitacionalmente, de miles a millones de estrellas antiguas que orbitan en los márgenes de grandes galaxias. Muchos se formaron al inicio de la historia del Universo.

   Debido a que contienen algunas de las estrellas más antiguas de una galaxia, los cúmulos globulares proporcionan a los astrónomos un registro de la formación y evolución de las primeras galaxias. Los más pobres en metales tienen abundancias unas 300 veces más bajas que el Sol y no se conocían cúmulos con metalicidades por debajo de ese valor.

   Se pensó que esto indicaba un límite en el contenido de metal era necesario para la formación de cúmulos globulares y se han propuesto varios mecanismos para explicar este límite.

   El investigador de la Radboud University, en Países Bajos, Soren Larsen y sus colegas, informan en Science del descubrimiento de un cúmulo globular extremadamente deficiente en metales en la galaxia de Andrómeda.

   El análisis espectral de RBC EXT8 muestra que su metalicidad es casi tres veces menor que la mayoría de los grupos pobres en metales conocidos anteriormente, desafiando la necesidad de un piso de metalicidad.

   "Nuestro hallazgo muestra que cúmulos globulares masivos podrían formarse en el Universo temprano a partir de gas que sólo había recibido un pequeño 'rociado' de elementos distintos al hidrógeno y al helio. Esto es sorprendente porque se pensaba que este tipo de gas prístino estaba asociado con bloques de construcción protogalácticos demasiado pequeños para formar tales cúmulos estelares masivos", señala Larsen.

Contador