Publicado 04/09/2020 14:17:13 +02:00CET

El deshielo ártico intensifica el transporte de aerosoles al Tibet

El deshielo ártico intensifica el transporte de aerosoles al Tibet
El deshielo ártico intensifica el transporte de aerosoles al Tibet - WIKIMEDIA

   MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La pérdida de hielo marino del Ártico está intensificando el transporte de aerosoles a la meseta tibetana, a miles de kilómetros de distancia.

   Un estudio, publicado en Nature Climate Change y dirigido por el profesor Cong Zhiyuan del Instituto de Investigación de la Meseta Tibetana (ITP) de la Academia de Ciencias de China (CAS), proporciona una nueva perspectiva sobre la comprensión del transporte transfronterizo de contaminantes atmosféricos a esta región.

   La meseta tibetana ha sido contaminada recientemente por emisiones antropogénicas transportadas desde el sur de Asia y Asia central adyacentes bajo la influencia de la circulación atmosférica.

   Sin embargo, en la actualidad, todavía existe una falta de comprensión profunda de las características específicas y los mecanismos relevantes de dicho transporte transfronterizo de contaminantes.

   Los investigadores analizaron los datos de observación de aerosoles atmosféricos a largo plazo de la estación de investigación y monitoreo Nam Co para interacciones multiesferas, así como de la estación de investigación e observación atmosférica y ambiental de Qomolangma, denominación china del Monte Everest.

   Descubrieron que la profundidad óptica del aerosol (AOD) presentaba un pico anual significativo en abril de cada año. En este período de tiempo, el sur de Asia también experimenta intensos incendios forestales y quema de desechos agrícolas.

   La pérdida de hielo marino en el Ártico se está acelerando debido al calentamiento global. Según el análisis de diagnóstico estadístico, la reducción del hielo marino del Ártico sobre el Atlántico norte en febrero provocó un calentamiento anormal de la superficie del océano y la atmósfera inferior, y posteriormente la disminución del gradiente de temperatura en la atmósfera ártica y de latitud media.

   De acuerdo con el concepto del principio del viento térmico, el chorro polar en esta región se debilita y el aire oceánico cálido y húmedo transportado al interior de Eurasia en latitudes medias se reduce, lo que conduce a la reducción de la capa de nieve de los Urales de febrero a abril, afectando así la perturbación a gran escala de la zona occidental en abril.

   "Estas condiciones facilitan un chorro subtropical del oeste mejorado en el borde sur de la Meseta Tibetana, vientos ascendentes reforzados que se combinan con corrientes ascendentes de mesoescala, como los vientos del valle, para trasladar las emisiones del Himalaya a la meseta", dijo en un comunicado el doctor Li Fei de la Universidad de Bergen, el primer autor del estudio.

   Bajo el calentamiento global, los inviernos con escaso hielo marino en el Ártico conducen a la acumulación de aerosoles, especialmente carbón negro, sobre la Meseta Tibetana, lo que puede acelerar el retroceso de los glaciares en la región.

   "Es de destacar que, en la actualidad, la Meseta Tibetana permanece limpia en su conjunto, sin embargo, si las perturbaciones externas continúan aumentando, se agravarán una serie de riesgos ambientales", dijo el doctor Wan Xin, coautor correspondiente de el estudio.

   La tasa de calentamiento de la Meseta Tibetana es más del doble de la tasa de calentamiento global durante las últimas décadas. Por tanto, la reducción de las emisiones antropogénicas a través de la cooperación internacional es la única forma de frenar los riesgos ambientales.

Contador