Actualizado 14/06/2013 16:16 CET

Localizan el exoplaneta en formación más alejado de su estrella

Exoplaneta en formación
NASA

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Astrónomos que han usado el Telescopio Espacial Hubble de la NASA han encontrado pruebas concluyentes de un planeta en formación a 12.000 millones de kilometros de distancia de su estrella, un hallazgo que puede desafiar las teorías actuales sobre la formación de planetas.

De los casi 900 planetas fuera de nuestro sistema solar que han sido confirmados hasta la fecha, este es el primero que se encuentra a tal distancia de su estrella. El supuesto planeta está en órbita alrededor de la enana roja diminuta TW Hydrae, un objetivo de la astronomía popular situado a 176 años luz de distancia de la Tierra, en la constelación de Hydra.

La aguda visión del Hubble detectó un vacío misterioso en un gran disco protoplanetario de gas y polvo que gira alrededor de TW Hydrae. Este vacío es de 3.057 millones de kilómetros y el disco alcanza los 66.000 millones de kilómetros. Su presencia fue probablemente causada por un planeta en formación no visto que está barriendo gravitacionalmente material y labrándose un camino en el disco, como una máquina quitanieves.

Se estima que el planeta es relativamente pequeño, de 6 a 28 veces más masivo que la Tierra. Su amplia órbita significa que se mueve lentamente alrededor de su estrella anfitriona. Si estuviera orbitando en nuestro sistema solar, estaría aproximadamente al doble de la distancia de Plutón al Sol.

Se cree que los planetas se forman durante decenas de millones de años. La acumulación es lenta, pero persistente, como un planeta en ciernes que recoge polvo, rocas, y el gas del disco protoplanetario. Un planeta a 12.000 millones de kilómetros de su estrella debe tardar más de 200 veces más en formarse que Júpiter lo hizo en su distancia del Sol, debido a su velocidad orbital mucho más lenta y la carencia de material en el disco. Júpiter está a 500 millones de kilómetros del Sol y se formó en unos 10 millones de años.

SÓLO 8 MILLONES DE AÑOS

TW Hydrae tiene sólo 8 millones de años, por lo que es una estrella poco probable para albergar un planeta, de acuerdo con esta teoría. No ha habido tiempo suficiente para que un planeta pueda crecer a través de la lenta acumulación de residuos pequeños. Para complicar más la historia, TW Hydrae tiene sólo el 55 por ciento de la masa de nuestro sol.

Una teoría de formación de planetas alternativa sugiere que un trozo del disco se convierte en gravitacionalmente inestable y colapsa sobre sí mismo. En ese escenario, el planeta podría formarse con mayor rapidez, en tan sólo unos pocos miles de años.

"Si realmente podemos confirmar que hay un planeta allí, podemos conectar sus características a las mediciones de las propiedades del vacío", dijo John Debes. del Space Telescope Science Institute in Baltimore. "Eso podría añadirse a las teorías de formación del planeta en cuanto a cómo se puede formar un planeta muy lejos".