Publicado 11/11/2021 17:22CET

Erupciones volcánicas contribuyeron al colapso de dinastías chinas

Un león guardián dorado frente al Palacio de la Longevidad Tranquila. Ciudad Prohibida de Pekín
Un león guardián dorado frente al Palacio de la Longevidad Tranquila. Ciudad Prohibida de Pekín - WIKIPEDIA

   MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Erupciones volcánicas contribuyeron al colapso de dinastías en China en los últimos 2.000 años al enfriar temporalmente el clima y afectar a la agricultura.

   Es la conclusión de un estudio publicado en la revista 'Communications Earth & Environment'.

   Las grandes erupciones crean una nube que bloquea parte de la luz solar durante uno o dos años. Eso reduce el calentamiento de la tierra en Asia en verano y provoca un monzón más débil y menos lluvias, lo que reduce las cosechas.

   "Confirmamos por primera vez que los colapsos de dinastías en China durante los últimos 2.000 años son más probables en los años posteriores a las erupciones volcánicas", explica el coautor Alan Robock, profesor distinguido del Departamento de Ciencias Ambientales de la Facultad de Ciencias Ambientales y Biológicas de la Universidad Rutgers-New Brunswick, en Estados Unidos.

   "Pero la relación es compleja porque si hay guerras y conflictos continuos, las dinastías son más susceptibles de colapsar --prosigue--. El impacto de un clima enfriado en las cosechas también puede hacer más probable el conflicto, aumentando aún más la probabilidad de colapso".

   Los científicos reconstruyeron 156 erupciones volcánicas explosivas desde el año 1 d.C. hasta 1915 examinando los elevados niveles de sulfato en núcleos de hielo de Groenlandia y la Antártida. También analizaron documentos históricos de China sobre 68 dinastías y examinaron los conflictos bélicos en ese país entre 850 y 1911.

   Los volcanes en erupción pueden bombear millones de toneladas de dióxido de azufre a la atmósfera superior, formando vastas nubes de ácido sulfúrico que reflejan la luz solar y reducen la temperatura media de la superficie de la Tierra.

   Las grandes erupciones pueden provocar "un doble peligro de marcado frío y sequedad durante la temporada de crecimiento agrícola", dice el estudio. Los efectos pueden agravarse por la muerte del ganado, la aceleración de la degradación de la tierra y el aumento de los daños a las cosechas por las plagas agrícolas que sobreviven durante los inviernos más suaves.

   Los científicos descubrieron que las pequeñas "sacudidas" volcánicas del clima pueden provocar el colapso de las dinastías cuando la tensión política y socioeconómica ya es alta. Los choques de mayor envergadura pueden provocar el colapso sin que exista una tensión sustancial previa. Otros factores fueron la falta de liderazgo, la corrupción administrativa y las presiones demográficas.

El "mandato del cielo", un influyente concepto chino, permitía cierta continuidad entre dinastías. Las élites y los "plebeyos" aceptaban más fácilmente una nueva dinastía que, al tomar el poder, demostraba un mandato divino para gobernar que la anterior dinastía había perdido.

   Los hallazgos de los científicos subrayan la necesidad de prepararse para futuras erupciones, especialmente en regiones con poblaciones económicamente vulnerables (quizás comparables a las dinastías Ming y Tang en China) y/o que tienen un historial de mala gestión de los recursos, como en Siria antes del levantamiento de 2011 que puede haber sido provocado en parte por la sequía.

   Las erupciones de los siglos XX y XXI han sido menores que las de la China imperial. Aun así, las erupciones moderadas pueden haber contribuido a la sequía saheliana de los años 70 a 90, que contribuyó a unas 250.000 muertes y provocó 10 millones de refugiados en esta región económicamente marginada.

   Según el estudio, es probable que las futuras erupciones importantes, combinadas con el cambio climático, afecten profundamente a la agricultura en algunas de las regiones más pobladas y marginadas de la Tierra.

Contador