Publicado 19/12/2019 18:20CET

La foto de un agujero negro, avance destacado en 2019 para Nature

La foto de un agujero negro, avance destacado en 2019 para Nature
La foto de un agujero negro, avance destacado en 2019 para Nature - CSIC - Archivo

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La prestigiosa revista 'Nature' ha hecho balance de lo más significativo a nivel científico de todo 2019, destacando la primera foto realizada de un agujero negro.

   También señala la recogida de la primera muestra de un asteroide, el primer aterrizaje de una nave en la cara oculta de la Luna y el descubrimiento de terremotos en Marte, entre otros.

   Este año, los astrónomos vieron por primera vez la oscuridad de un agujero negro. En abril, la colaboración internacional Event Horizon Telescope reveló quizás la imagen más memorable de 2019: la primera imagen directa de un agujero negro y su horizonte de eventos. Para producirlo, los investigadores persuadieron a una red de radiotelescopios para tomar lecturas simultáneas de toda la Tierra.

   Asimismo, en un año que marcó el 50 aniversario del aterrizaje de Apolo en la Luna, la exploración lunar ocupaba un lugar destacado en las agendas de las agencias espaciales. En enero, la sonda Chang'e-4 de China se convirtió en la primera nave espacial en aterrizar de manera segura en el lado lunar más lejano. Su rover, Yutu-2, continúa rodando por los suelos polvorientos del cráter Von Kármán.

   Otros intentos de explorar la Luna no tuvieron tanto éxito: en abril, un esfuerzo liderado por Israel para poner la primera nave espacial privada en la Luna terminó en un aterrizaje forzoso. Lo mismo sucedió con el módulo de aterrizaje Vikram de la India en septiembre, aunque la parte en órbita de esa misión, conocida como Chandrayaan-2, todavía da vueltas alrededor de la Luna como estaba previsto.

   Las misiones en curso a Marte arrojaron una gran cantidad de resultados. El sismómetro de fabricación francesa en el módulo de aterrizaje InSight de la NASA detectó los primeros 'martemotos'. Aproximadamente a 600 kilómetros de distancia, el rover Curiosity de la NASA 'olfateó' niveles récord de gas metano en la atmósfera marciana en junio, un misterio que los científicos aún no han explicado, especialmente porque el metano desapareció en días. En febrero, la NASA se despidió oficialmente de su rover de Marte más incondicional, Opportunity.

MUESTRA DE RYUGU

   En los confines del Sistema Solar, la sonda japonesa Hayabusa2 recolectó una muestra de la superficie del asteroide Ryugu en febrero. Luego, en julio, arrojó una pequeña bolita sobre el asteroide y explotó su superficie, antes de descender para recoger parte del material recién expuesto. Hayabusa2 devolverá sus muestras a la Tierra el próximo año.

   Mucho más allá de Plutón, la nave espacial New Horizons de la NASA pasó un objeto de 35 kilómetros de largo conocido como Arrokoth. Su forma extraña, que se asemeja a dos panqueques pegados, le dio a la humanidad una visión más cercana de un mundo helado.

   Este año también ha traído un visitante más allá del Sistema Solar. El cometa interestelar 2I/Borisov pasó cerca del Sol a principios de este mes de diciembre. Es solo el segundo objeto conocido que ha visitado el Sistema Solar, después del 'Oumuamua de 2017.

FRONTERAS BIOLÓGICAS

   Igualmente, 'Nature' subraya que 2019 también fue un año de pruebas de límites biológicos y éticos en los laboratorios. Investigadores estadounidenses revivieron el cerebro de cerdos cuatro horas después de que les cortaran la cabeza, bombeando un líquido rico en nutrientes y oxígeno para imitar la sangre. El truco desencadenó el consumo de azúcar y otras funciones metabólicas, lo que sugiere que los cerebros todavía estaban funcionando. Sin embargo, los investigadores no intentaron restaurar la conciencia.

   En otro experimento fuera del cuerpo, los científicos cultivaron embriones de mono en un plato durante casi tres semanas, tiempo de récord en cultivo de embriones de primates en laboratorio. La hazaña plantea la cuestión de si se debería permitir que los embriones humanos cultivados en laboratorio se desarrollen más allá de los 14 días, una restricción impuesta en la mayoría de los países.

   En septiembre, un equipo de investigación de Estados Unidos proporcionó una posible elusión del límite de 14 días al cultivar un embrión humano a partir de células madre. El 'embrión artificial' parecía imitar el desarrollo temprano de un embrión humano real. Si debería permitirse el crecimiento de embriones artificiales a etapas posteriores es un debate ético en curso.

   Del mismo modo, Japón continuó dominando el uso clínico de células madre pluripotentes inducidas, células adultas que se reprograman en un estado similar al embrionario. En septiembre, un grupo japonés usó estas células madre para hacer láminas de células corneales que podrían trasplantarse a una mujer cuya vista estaba fallando.

   En la última década, los médicos japoneses han usado células iPS para tratar la enfermedad de Parkinson y otra afección ocular, y este año se le otorgó la aprobación de un grupo para usar células madre como terapia para la lesión de la médula espinal. Sin embargo, el jurado aún no sabe si alguno de estos tratamientos es efectivo.

HITOS EN COMPUTACIÓN CUÁNTICA

   Durante este 2019, los físicos alcanzaron un hito muy esperado en la computación cuántica. En octubre, un equipo de Google informó en 'Nature' de que había alcanzado la 'supremacía cuántica': había utilizado una computadora cuántica para realizar un cálculo que sería prácticamente imposible para una máquina clásica, incluso una supercomputadora de última generación.

   Otra unidad de Google, la potencia de inteligencia artificial (AI) con sede en Londres DeepMind, fue noticia cuando demostró que sus programas habían dominado el videojuego en línea multijugador StarCraft II. Y por primera vez, un robot de IA venció a los campeones humanos en el póker multijugador.

   Si bien las IA que pueden vencer a los mejores jugadores humanos en el ajedrez o el Go, como lo hizo DeepGo de AlphaGo en 2016, son impresionantes, muchos en el campo consideran que los juegos multijugador son mejores análogos de los desafíos de la vida real para el aprendizaje automático, como la detección de fraude o el autocontrol o conducción de automóviles.

   A principios de año, los transistores a escala molecular aparecieron cuando los químicos fabricaron la primera molécula de carbono puro en forma de anillo utilizando un microscopio de fuerza atómica para manipular moléculas individuales.