Publicado 17/03/2021 12:43CET

Fragmento de un exo-Plutón, nueva hipótesis de origen de 'Oumuamua

Concepto del artista del objeto interestelar 'Oumuamua como un disco en forma de panqueque.
Concepto del artista del objeto interestelar 'Oumuamua como un disco en forma de panqueque. - WILLIAM HARTMANN

   MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   'Oumuamua, el primer objeto interestelar conocido que atraviesa nuestro sistema solar, es probablemente una parte de un planeta similar a Plutón de otro sistema solar.

   Es la conclusión de un nuevo estudio publicado como un par de artículos en el Journal of Geophysical Research: Planets.

   "Esta investigación es emocionante porque probablemente hemos resuelto el misterio de lo que es 'Oumuamua y podemos identificarlo razonablemente como un trozo de un exo-Plutón, un planeta similar a Plutón en otro sistema solar", dijo Steven Desch, astrofísico de la Universidad Estatal de Arizona y autor del nuevo estudio. "Hasta ahora, no habíamos tenido forma de saber si otros sistemas solares tienen planetas similares a Plutón, pero ahora hemos visto un trozo de uno pasar por la Tierra".

   Descubierto en 2017 a través del observatorio astronómico Pan-STARRS en Hawái, 1I / 2017 U1 'Oumuamua, que significa' explorador o mensajero en hawaiano, pasó velozmente a 87,3 kilómetros por segundo. El objeto extrañamente plano era como un cometa, pero con características que eran lo suficientemente extrañas como para desafiar la clasificación.

   "Las características de Oumuamua sugieren que probablemente esté hecho de nitrógeno sólido, como la superficie de Plutón, según explican los autores en un comunicado.

   "Probablemente fue desgajado de la superficie por un impacto hace aproximadamente 500 millones de años y expulsado de su sistema original", dijo Alan Jackson, astrónomo y científico planetario de la Universidad Estatal de Arizona y coautor del nuevo estudio. Jackson ha presentado la investigación en la 52ª Conferencia de Ciencias Planetarias y Lunares.

   "Oumuamua probablemente no era plano cuando entró en nuestro sistema solar, pero se derritió en forma de astilla, perdiendo más del 95% de su masa, durante su encuentro cercano con el Sol, según Jackson.

   "El hecho de estar hecho de nitrógeno congelado también explica la forma inusual de 'Oumuamua. A medida que las capas externas de hielo de nitrógeno se evaporaran, la forma del cuerpo se habría vuelto progresivamente más aplanada, al igual que lo hace una barra de jabón cuando las capas externas se borran con el uso", dijo Jackson.

   A partir de las observaciones del objeto, Desch y Jackson determinaron varias características del objeto que diferían de lo que se esperaría de un cometa.

   El objeto entró en el sistema solar a una velocidad un poco más baja de lo esperado, lo que indica que no había viajado en el espacio interestelar durante más de mil millones de años aproximadamente.

   Su forma de panqueque también era más aplanada que cualquier otro objeto conocido del sistema solar.

   El objeto adquirió un ligero empujón lejos del Sol, un "efecto cohete" común en los cometas cuando la luz solar vaporiza los hielos de los que están hechos, pero el empujón fue más fuerte de lo que podría explicarse. Finalmente, el objeto carecía de un escape de gas detectable, que generalmente se representa visiblemente en la cola de un cometa.

   "En muchos sentidos, 'Oumuamua se parecía a un cometa, pero era lo suficientemente peculiar en varios aspectos como que el misterio rodeaba su naturaleza, y la especulación corría desenfrenada sobre lo que era", dijo Desch. En total, el objeto se parecía mucho a un cometa, pero era diferente a cualquier cometa que se hubiera observado en el sistema solar.

   Desch y Jackson plantearon la hipótesis de que el objeto estaba hecho de diferentes hielos y calcularon la rapidez con la que estos hielos se sublimarían (pasando de un sólido a un gas) cuando 'Oumuamua pasara por el Sol". A partir de ahí, calcularon el efecto cohete, la masa y la forma del objeto y la reflectividad de los hielos.

   "Ese fue un momento emocionante para nosotros", dijo Desch. "Nos dimos cuenta de que un trozo de hielo sería mucho más reflectante de lo que la gente suponía, lo que significaba que podría ser más pequeño. El mismo efecto de cohete le daría a 'Oumuamua un empujón más grande, más grande de lo que suelen experimentar los cometas'.

   Desch y Jackson encontraron un hielo en particular, nitrógeno sólido, que proporcionó una coincidencia exacta con todas las características del objeto simultáneamente. Y dado que se puede ver hielo de nitrógeno sólido en la superficie de Plutón, es posible que un objeto parecido a un cometa esté hecho del mismo material.

   "Sabíamos que habíamos dado con la idea correcta cuando completamos el cálculo de qué albedo (qué tan reflectante es el cuerpo) haría que el movimiento de 'Oumuamua' coincidiera con las observaciones", dijo Jackson. "Ese valor resultó ser el mismo que observamos en la superficie de Plutón o Tritón, cuerpos cubiertos de hielo de nitrógeno".

   Desch y Jackson calcularon la velocidad a la que se habrían desprendido trozos de hielo de nitrógeno sólido de las superficies de Plutón y cuerpos similares al principio de la historia de nuestro sistema solar. Y calcularon la probabilidad de que trozos de hielo de nitrógeno sólido de otros sistemas solares llegaran al nuestro.