Publicado 20/10/2020 10:59CET

Una fuente de calor interna es capaz de estabilizar los continentes

Una fuente de calor interna es capaz de estabilizar los continentes
Una fuente de calor interna es capaz de estabilizar los continentes - PENN STATE

   MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Rocas en Nuevo México han proporcionado una rara instantánea de la geología activa en la corteza terrestre profunda, revelando cómo los continentes permanecen estables miles de millones de años.

   "Tendemos a estudiar rocas que tienen entre millones y miles de millones de años, pero en este caso podemos mostrar lo que está sucediendo en la corteza profunda, casi 30 kilómetros por debajo de la superficie de la Tierra, en lo que geológicamente hablando es la actualidad", dijo Jacob Cipar, estudiante de posgrado en geociencias en la Universidad de Penn State, que analizó rocas de la conocida como grieta continental de Río Grande.

   "Y hemos vinculado lo que se conserva en estas rocas con los procesos tectónicos que ocurren hoy en día y que pueden representar un paso importante en el desarrollo de continentes estables".

   El equipo, dirigido por científicos de Penn State, encontró evidencia de que el calor del manto está derritiendo la corteza inferior en la grieta, donde las fuerzas tectónicas están separando y adelgazando la litosfera, o la corteza y el manto superior que forman la capa externa rígida de Tierra.

   Calentar la corteza continental se considera importante para su desarrollo. Pero el proceso a menudo se asocia con el engrosamiento de la corteza, cuando las placas continentales chocan y forman montañas como el Himalaya, dijeron los científicos.

   "Nuestra investigación sugiere que estas rocas que se han considerado relacionadas con la formación de montañas pueden haber sido cocinadas por una litosfera cada vez más delgada como lo que está sucediendo en la actual grieta del Río Grande", dijo Cipar. "Y en términos más generales, el adelgazamiento de la litosfera puede ser más importante de lo que se reconocía anteriormente para estabilizar los continentes y evitar que vuelvan a hundirse en el manto".

   Los investigadores publicaron sus hallazgos en la revista Nature Geoscience.

   Los continentes de la Tierra cuentan con una corteza flotante rica en silicio única que permite que la tierra se eleve sobre el nivel del mar y albergue vida terrestre, dijeron los científicos. La corteza también contiene elementos productores de calor como el uranio que podrían desestabilizarla con el tiempo geológico.

   Calentar la corteza crea roca fundida que transporta esos elementos hacia la superficie, lo que da como resultado una corteza inferior más fría y más fuerte que puede proteger a los continentes de ser absorbidos por el manto, dijeron los científicos. Pero quedan dudas sobre las fuentes de ese calor.

   "Estamos sugiriendo que el adelgazamiento de la litosfera es realmente la eliminación de una barrera que mantiene ese calor alejado de la corteza", dijo Andrew Smye, profesor asistente de geociencias en Penn State y asesor de Cipar. "Eliminar o adelgazar esa barrera en la grieta del Río Grande parece ser lo que está generando el calor necesario para iniciar este proceso de estabilización de la corteza continental. Y esto se ha pasado por alto en nuestra comprensión de cómo los continentes se vuelven tan estables".

   Los científicos aprovecharon las rocas traídas a la superficie hace 20.000 años por volcanes en Nuevo México. Las rocas se consideran geológicamente jóvenes y son importantes porque retienen el contexto de la corteza inferior, dijeron los científicos.