La fusión de estrellas, origen de los imanes más fuertes del Universo

Publicado 10/10/2019 10:24:29CET
La fusión de estrellas, origen de los imanes más fuertes del Universo - OHLMANN/SCHNEIDER/RÖPKE

   MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Grandes simulaciones por computadora han demostrado cómo la fusión de dos estrellas crea fuertes campos magnéticos. Si tales estrellas explotan en supernovas, pueden resultar magnetares.

   Científicos de la Universidad de Heidelberg, la Sociedad Max Planck, el Instituto de Estudios Teóricos de Heidelberg y la Universidad de Oxford participaron en esta nueva investigación sobre cómo algunas estrellas de neutrones se convierten en los imanes más fuertes del Universo. Los resultados se publican en Nature.

   El universo está enhebrado por campos magnéticos. El Sol, por ejemplo, tiene una envoltura en la cual la convección genera continuamente campos magnéticos. "Aunque las estrellas masivas no tienen tales envolturas, aún observamos un campo magnético fuerte y de gran escala en la superficie de aproximadamente el 10 por ciento de ellas", explica en un comunicado Fabian Schneider del Centro de Astronomía de la Universidad de Heidelberg, primer autor del estudio. Aunque tales campos fueron descubiertos en 1947, su origen sigue siendo difícil de alcanzar hasta ahora.

   Hace más de una década, los científicos sugirieron que se producen fuertes campos magnéticos cuando dos estrellas chocan. "Pero hasta ahora, no pudimos probar esta hipótesis porque no teníamos las herramientas computacionales necesarias", dice Sebastian Ohlmann del centro de cómputo de la Sociedad Max Planck en Garching, cerca de Munich. Esta vez, los investigadores utilizaron el código AREPO, un código de simulación altamente dinámico que se ejecuta en grupos de computadoras del Instituto de Estudios Teóricos de Heidelberg (HITS), para explicar las propiedades de Tau Scorpii, una estrella magnética ubicada a 500 años luz de Tierra.

   En 2016, Fabian Schneider y Philipp Podsiadlowski de la Universidad de Oxford se dieron cuenta de que esta estrella es una llamada rezagada azul. Las rezagadas azules son producto de estrellas fusionadas. "Asumimos que Tau Scorpii obtuvo su fuerte campo magnético durante el proceso de fusión", explica Philipp Podsiadlowski. A través de sus simulaciones por computadora de la estrella, el equipo de investigación alemán-británico ha demostrado que una fuerte turbulencia durante la fusión de dos estrellas puede crear ese campo.

   Las fusiones estelares son relativamente frecuentes. Los científicos suponen que alrededor del 10 por ciento de todas las estrellas masivas en la Vía Láctea son producto de tales procesos. Esto está de acuerdo con la tasa de ocurrencia de estrellas masivas magnéticas, según Schneider. Los astrónomos piensan que estas mismas estrellas podrían formar magnetares cuando explotan en supernovas.

   Esto también puede sucederle a Tau Scorpii cuando explota al final de su vida. Las simulaciones por computadora sugieren que el campo magnético generado sería suficiente para explicar los campos magnéticos excepcionalmente fuertes en los magnetares. "Se cree que los magnetares tienen los campos magnéticos más fuertes del universo, hasta 100 millones de veces más fuertes que el campo magnético más fuerte jamás producido por humanos", dice Friedrich Röpke de HITS.

Contador