Publicado 15/12/2020 17:24CET

La galaxia más lejana se ubica en el límite del universo observable

Imagen del Hubble de la galaxia más lejana conocida, GN-z11
Imagen del Hubble de la galaxia más lejana conocida, GN-z11 - NASA, ESA, P. OESCH (YALE UNIVERSITY),

   MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de astrónomos utilizó el telescopio Keck I para medir la distancia a una galaxia antigua. Deducen que la galaxia objetivo GN-z11 no solo es la más antigua sino también la más distante.

   Es tan distante que define el límite mismo del propio universo observable. El equipo espera que este estudio pueda arrojar luz sobre un período de la historia cosmológica cuando el universo tenía solo unos pocos cientos de millones de años.

   "Según estudios anteriores, la galaxia GN-z11 parece ser la galaxia detectable más lejana de nosotros, a 13.400 millones de años luz", dijo en un comunicado el profesor de la Universidad de Tokio Nobunari Kashikawa, autor principal del estudio. "Pero medir y verificar esa distancia no es una tarea fácil".

   Kashikawa y su equipo midieron lo que se conoce como desplazamiento al rojo de GN-z11; esto se refiere a la forma en que la luz se extiende, se vuelve más roja, cuanto más viaja. Ciertas firmas químicas, llamadas líneas de emisión, imprimen patrones distintos en la luz de objetos distantes. Al medir como de extendidas están estas firmas reveladoras, los astrónomos pueden deducir lo lejos que debe haber viajado la luz, revelando así la distancia desde la galaxia objetivo.

   "Observamos la luz ultravioleta específicamente, ya que esa es el área del espectro electromagnético que esperábamos encontrar las firmas químicas desplazadas al rojo", dijo Kashikawa. "El telescopio espacial Hubble detectó la firma varias veces en el espectro de GN-z11. Sin embargo, incluso el Hubble no puede resolver las líneas de emisión ultravioleta en el grado que necesitábamos. Así que recurrimos a un espectrógrafo terrestre más actualizado un instrumento para medir líneas de emisión, llamado MOSFIRE, que está montado en el telescopio Keck I en Hawai".

   El MOSFIRE capturó las líneas de emisión de GN-z11 en detalle, lo que permitió al equipo hacer una estimación mucho mejor de su distancia de lo que era posible a partir de datos anteriores.

   Cuando se trabaja con distancias a estas escalas, no es sensato utilizar nuestras unidades familiares de kilómetros o incluso múltiplos de ellas; en cambio, los astrónomos usan un valor conocido como el número de corrimiento al rojo denotado por z. Kashikawa y su equipo mejoraron la precisión del valor z de la galaxia en un factor de 100. Si las observaciones posteriores pueden confirmar esto, los astrónomos pueden decir con confianza que GN-z11 es la galaxia más lejana jamás detectada en el universo.