Publicado 15/06/2020 15:45CET

Granos milimétricos de sedimiento desatan las oleadas glaciares

Granos milimétricos de sedimiento desatan las oleadas glaciares
Granos milimétricos de sedimiento desatan las oleadas glaciares - GWENN FLOWERS

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Alrededor del 1 por ciento de los glaciares pueden acelerar su movimiento repentinamente, derramándose sobre la tierra de 10 a 100 veces su velocidad normal. Un nuevo estudio ha desvelado la razón.

   Cuando esto sucede, una oleada glaciar puede desencadenar avalanchas, inundar ríos y lagos, y arrasar asentamientos río abajo. Lo que desencadena estos aluviones en sí ha sido una vieja pregunta en el campo de la glaciología.

   Ahora los científicos del MIT y el Dartmouth College han desarrollado un modelo que identifica las condiciones que provocarían la expansión de un glaciar. A través de su modelo, los investigadores descubren que la oleada glaciar es impulsada por las condiciones del sedimento subyacente, y específicamente por los pequeños granos de sedimento que se encuentran debajo de un imponente glaciar.

   "Hay una gran separación de escamas: los glaciares son estas cosas masivas, y resulta que su flujo, esta increíble cantidad de impulso, es de alguna manera impulsado por granos de sedimento a escala milimétrica", dice en un comunicado Brent Minchew, profesor asistente en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT. "Eso es algo difícil de entender. Y es emocionante abrir esta nueva línea de investigación que nadie había considerado realmente antes".

   El nuevo modelo de oleada glaciar también puede ayudar a los científicos a comprender mejor el comportamiento de grandes masas de hielo en movimiento.

   "Pensamos en las oleadas glaciares como laboratorios naturales", dice Minchew. "Debido a que son eventos extremos y transitorios, las mareas glaciaees nos dan una ventana sobre cómo funcionan otros sistemas, como las corrientes de flujo rápido en la Antártida, que son las cosas importantes para el aumento del nivel del mar".

   Minchew y su coautor Colin Meyer de Dartmouth han publicado sus resultados este mes en la revista Proceedings of the Royal Society A.