Publicado 06/08/2020 10:55CET

Hallan evidencias de que la tectónica de placas se globalizó hace 2.000 millones de años

Hallan evidencias de que la tectónica de placas se globalizó hace 2.000 millones
Hallan evidencias de que la tectónica de placas se globalizó hace 2.000 millones - IGG - Archivo

   MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de investigación del Instituto de Geología y Geofísica (IGG) de la Academia de Ciencias de China ha revelado que la tectónica de placas se globalizó hace 2.000 millones de años, según publican sus autores en la revista 'Science Advances'.

   En la actualidad, el globo terráqueo se divide en placas tectónicas que se desplazan unas a otras, lo que hace que los continentes se muevan lentamente pero de manera constante. Pero esto no siempre ha sido el caso.

   Un equipo de investigación dirigido por el doctor Wan Bo, del Instituto de Geología y Geofísica (IGG) de la Academia de Ciencias de China, ha revelado que la tectónica de placas se globalizó hace 2.000 millones de años.

   La Tierra tiene 4.560 millones de años. Aunque los geólogos han argumentado a favor de que la tectónica de placas está operativa hace 4.000 millones de años, este es el primer estudio que proporciona evidencia global.

   La subducción, es decir, el empuje de una placa debajo de otra cuando convergen dos, es uno de los signos reveladores de la tectónica de placas. Por lo general, la corteza oceánica densa se empuja hacia la Tierra profunda a medida que los continentes se elevan. Pero cuando dos continentes chocan, algo sucede.

   La colisión continental más conocida en la Tierra hoy es en las montañas del Himalaya: a medida que la India se estrella contra Eurasia, el continente más pequeño de la India se ve empujado por debajo del megacontinente. Los geólogos pueden visualizar esta colisión a través de la sismología y han comprobado que las oleadas de los terremotos muestran a Eurasia subiendo por encima de la India.

   Los investigadores del IGG diseñaron un estudio sismológico para investigar la estructura de la corteza antigua en una de las regiones más antiguas y estables, Ordos. Ahora, es mayoritariamente plana, sin montañas altas. Pero encontraron esencialmente la misma estructura profunda. "Aunque la estructura de inmersión que encontramos fue idéntica a la que vemos hoy en el Himalaya, lo que estábamos viendo tenía 2.000 millones de años", explica el doctor Wan.

   Además de su evidencia de subducción antigua en China, los investigadores demostraron que varios continentes con estudios sismológicos también mostraron estructuras de inmersión similares hace 2.000 millones de años.

   "Los autores hacen un muy buen trabajo al describir sus resultados y colocarlos en un contexto a mayor escala", resalta el profesor Peter Cawood, experto en tectónica de placas antiguas de la Universidad de Monash, que no participó en el estudio.

   Aunque la subducción puede haber ocurrido en diversos puntos la Tierra desde el principio, no fue hasta hace 2.000 millones de años que podemos decir que la tectónica de placas se convirtió en una red global.

   "Es como la invención de Internet --ejemplifica el coautor doctor Ross Mitchell, del IGG--. Aunque existió de una forma u otra durante décadas, no fue hasta la década de 1990 que comenzó la era de la información". Lo mismo sucedió con la tectónica de placas.

   La evidencia sísmica de subducción de seis continentes a esta edad se interpreta como la evidencia más antigua de la tectónica de placas global. Las conexiones continentales identificadas se pueden vincular en una red de placas que resultó en el ensamblaje de Nuna, probablemente el primer supercontinente de la Tierra.

   "Inmediatamente después de que la tectónica de placas se globalizara, la Tierra formó posiblemente su primer supercontinente --señala el doctor Mitchell--. Esta coincidencia es demasiado convincente para ignorarla".