Publicado 13/04/2020 10:38CET

El helicóptero de Marte, instalado bajo el rover Perseverance

El helicóptero de Marte, instalado bajo el rover Perseverance
El helicóptero de Marte, instalado bajo el rover Perseverance - NASA/JPL-Caltech

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Mars Helicopter, primera aeronave en la historia en intentar un vuelo con control de potencia en otro planeta, ha sido acoplado al fuselaje del rover Perseverance de la NASA, con el que está previsto su lanzamiento hacia Marte en julio. Además, el sistema aterrizador de la misión ha sido cargado de combuistible.

El helicóptero, que pesa 1,8 kilos y cuenta con hélices de 1,2 metros de diámetro, se encuentra dentro del sistema de entrega. En uno de los primeros pasos en el proceso de un día, el 6 de abril, los técnicos e ingenieros hicieron 34 conexiones eléctricas entre el rover, el helicóptero y su sistema de entrega en la barriga del rover. Después de confirmar que se podían enviar y recibir datos y comandos, conectaron el sistema de entrega al rover.

Finalmente, el equipo confirmó que el helicóptero podría recibir una carga eléctrica del rover. Antes de desplegarse en la superficie del cráter Jezero, -- unos dos meses después de la llergada al Planeta Rojo-- el helicóptero dependerá del rover para obtener energía. Posteriormente, generará su propia energía eléctrica a través de un panel solar ubicado sobre sus hélices contrarrotativas gemelas.

El helicóptero permanecerá encapsulado en la barriga del vehículo explorador durante el próximo año y se desplegará a principios de mayo, aproximadamente dos meses y medio después del aterrizaje de Perseverance. Una vez que el rover se mueva a 100 metros de distancia y el helicóptero se somete a una extensa verificación de los sistemas, ejecutará una campaña de prueba de vuelo por hasta 30 días.

Por otra parte, durante el fin de semana, se cargaron 401 kilogramos de monopropelente de hidrazina en los cuatro tanques de combustible de la etapa de descenso. A medida que el aerodeslizador que contiene la etapa de descenso y el rover ingresen a la atmósfera marciana el 18 de febrero de 2021, el propulsor será alimentado a presión a través de 37 metros de tubos de acero inoxidable y titanio en ocho motores de aterrizaje. El trabajo de los motores: reducir la velocidad de la nave espacial, que viajará a aproximadamente 80 metros por segundo cuando esté a 2.200 metros de altitud, a 0,75 metros por segundo para cuando sea aproximadamente 20 metros sobre la superficie, informa la NASA.

Manteniendo esta velocidad de descenso, la etapa realizará la maniobra de la grúa aérea: los cables de nylon se enrollan para bajar el rover 7,6 metros debajo de la etapa de descenso; Cuando la nave espacial detecta el aterrizaje en el cráter Jezero, los cables de conexión se cortan y la etapa de descenso vuela.

El rover Perseverance es un robot científico que pesa 1.025 kilos. Buscará signos de vida microbiana pasada, caracterizará el clima y la geología del planeta, recolectará muestras para el futuro retorno a la Tierra y allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo.