Publicado 15/09/2021 12:41CET

El huracán Larry desata un raro temporal de nieve en Groenlandia

Inusual temporal de nieve en Groenlandia desatado por el huracçan Harry
Inusual temporal de nieve en Groenlandia desatado por el huracçan Harry - NOAA

   MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Restos del huracán Larry desataron dejaron caer abundantes nevadas en Groenlandia justo cuando la temporada de deshielo de verano estaba llegando a su fin.

   Las cantidades de nieve del 12 de septiembre son visibles en el mapa de arriba, como lo representa el modelo del Sistema de Observación de la Tierra Goddard (GEOS). Las cantidades de nieve se muestran como milímetros de agua, en oposición a la profundidad de la nieve, durante el período de 24 horas. Cincuenta milímetros de agua equivalen a unos 250 milímetros de nieve, asumiendo que la nieve tiene una densidad de 250 kilogramos por metro cúbico.

   Al igual que otros modelos meteorológicos y climáticos, GEOS utiliza ecuaciones matemáticas que representan procesos físicos (como procesos de precipitación y nubes) para calcular lo que hará la atmósfera. Las mediciones reales de las propiedades físicas, como la temperatura, la humedad y los vientos, se incluyen de forma rutinaria en el modelo para mantener la simulación lo más cercana posible a la realidad medida, informa el Observatorio de la Tierra de la NASA.

   Hasta principios de septiembre, el huracán Larry viajó hacia el noroeste a través del Océano Atlántico alcanzando una fuerza máxima de categoría 3 en la escala de viento Saffir-Simpson. Se debilitó al girar hacia el norte, manteniéndose bien lejos de la costa este de los EE.UU., y luego tocó tierra como una tormenta de categoría 1 sobre Terranova en el este de Canadá el 11 de septiembre.

   Luego, Larry llegó a Groenlandia el 12 de septiembre como una tormenta postropical, provocando fuertes vientos y copiosas nevadas al sureste y al interior de la isla. Kulusuk y Tasiilaq vieron ráfagas de viento que superaron las 90 millas (145 kilómetros) por hora y se informaron condiciones de ventisca en Summit Station.

   "Tales tormentas son bastante raras", dijo Lauren Andrews, glacióloga de la Oficina de Asimilación y Modelado Global de la NASA. "Generalmente se disipan mucho antes de llegar tan al norte como Groenlandia. Aunque ha habido tormentas similares, incluidas Noel en 2007 e Igor en 2010".

   Andrews también señaló que es inusual ver una tasa tan alta de nevadas tan pronto después del final de la temporada de deshielo de verano, que ocurre cada año desde alrededor de mayo hasta principios de septiembre. De hecho, las nevadas recientes del ex huracán Larry podrían compensar las pérdidas por derretimiento durante el verano, que incluyó tres eventos de derretimiento notables: dos en julio y uno en agosto.

   "Es un final dramático para una temporada de eventos extremos en la capa de hielo de Groenlandia", dijo Andrews.

   Una vez que los datos satelitales estén completamente procesados, los científicos podrán medir el estado del balance de masa de Groenlandia. Un balance de masa positivo significa que se ganó más nieve de la que se perdió a través de procesos como el derretimiento y la escorrentía. Hasta ahora, dijo Andrews, "parece que 2021 terminará teniendo un balance de masa superficial por encima del promedio".

   Sin embargo, durante décadas, las regiones cubiertas de hielo de la Tierra han perdido más masa de la que han ganado. Estas pérdidas contribuyen de manera importante al aumento global del nivel del mar.

Contador