Publicado 18/11/2020 13:46CET

La iluminación interior puede aprovecharse para operar dispositivos

Iluminación interior como fuente de energía
Iluminación interior como fuente de energía - PIXNIO

   MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de Cambridge han liderado el desarrollado de materiales ecológicos que podrían recolectar suficiente energía de la luz interior para alimentar dispositivos inteligentes inalámbricos.

   Cada vez utilizamos más dispositivos inteligentes como teléfonos, altavoces y sensores de salud y bienestar portátiles en nuestros hogares, oficinas y edificios públicos. Sin embargo, las baterías que utilizan pueden agotarse rápidamente y contener sustancias químicas tóxicas y raras que dañan el medio ambiente, por lo que los investigadores están buscando mejores formas de alimentar los dispositivos.

   Una forma de alimentarlos es convirtiendo la luz interior de las bombillas ordinarias en energía, de manera similar a como los paneles solares recolectan energía de la luz solar, conocida como energía solar fotovoltaica. Sin embargo, debido a las diferentes propiedades de las fuentes de luz, los materiales utilizados para los paneles solares no son adecuados para captar la luz interior.

   Ahora, investigadores de la Universidad de Cambridge, el Imperial College de Londres y la Universidad de Soochow en China han descubierto que los nuevos materiales ecológicos que se están desarrollando actualmente para paneles solares de próxima generación podrían ser útiles para la recolección de luz en interiores. Informan de sus hallazgos en Advanced Energy Materials.

   "Al absorber de manera eficiente la luz proveniente de las lámparas que se encuentran comúnmente en hogares y edificios, los materiales pueden convertir la luz en electricidad con una eficiencia que ya se encuentra en la gama de tecnologías comerciales", dijo en un comunicado el coautor doctor Robert Hoye del Imperial College London. "También hemos identificado ya varias posibles mejoras, que permitirían que estos materiales superen el rendimiento de las tecnologías fotovoltaicas interiores actuales en un futuro próximo".

   El equipo investigó materiales inspirados en perovskita, que fueron creados para evitar problemas con materiales llamados perovskitas, que fueron desarrollados para células solares de próxima generación. Aunque las perovskitas son más baratas de fabricar que los paneles solares tradicionales a base de silicio y ofrecen una eficiencia similar, las perovskitas contienen sustancias de plomo tóxicas. Esto impulsó el desarrollo de materiales inspirados en la perovskita, que en cambio se basan en elementos más seguros como el bismuto y el antimonio.

   A pesar de ser más respetuosos con el medio ambiente, estos materiales inspirados en perovskita no son tan eficientes para absorber la luz solar. Sin embargo, el equipo descubrió que los materiales son mucho más efectivos para absorber la luz interior, con eficiencias que son prometedoras para aplicaciones comerciales. Fundamentalmente, los investigadores demostraron que la energía proporcionada por estos materiales bajo iluminación interior ya es suficiente para operar circuitos electrónicos.

   "El Internet de las cosas es fundamental para muchas áreas, como la mejora de la atención médica, la conservación de energía, el transporte o el control de edificios inteligentes", dijo la coautora profesora Judith Driscoll del Departamento de Ciencia de Materiales y Metalurgia de Cambridge. "Las nuevas generaciones de dispositivos IoT conectados de forma inalámbrica funcionan con componentes electrónicos de bajo consumo ideales para operar con dispositivos de captación de energía".

Contador