Publicado 05/11/2020 10:27CET

Los impactos del aumento del nivel del mar son complejos de predecir

Fotografía aérea de los límites de los campos de piedra sumergidos en Samson Flats, Isles of Scilly.
Fotografía aérea de los límites de los campos de piedra sumergidos en Samson Flats, Isles of Scilly. - HISTORIC ENGLAND ARCHIVE

   MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El aumento del nivel del mar afectará a las costas y las sociedades humanas de formas complejas e impredecibles, sugiere un nuevo estudio publicado en la revista 'Science Advances'.

   La investigación examinó 12.000 años en los que una isla grande se convirtió en un grupo de otras más pequeñas. Se reconstruyó el aumento del nivel del mar para producir mapas de los cambios costeros a intervalos de mil años y encontraron que las islas de Scilly de hoy, frente a la costa suroeste del Reino Unido, emergieron de una sola isla que solo se convirtió en la configuración actual de más de 140 islas hace unos 1.000 años.

   El estudio, dirigido por la Universidad de Exeter en asociación con la Unidad Arqueológica de Cornwall, la Universidad de Cardiff y otros 14 institutos, encontró que los cambios tanto en el área terrestre como en las culturas humanas ocurrieron a tasas variables y, a menudo, fuera de sintonía con la tasa predominante aumento del nivel del mar.

   Con el cambio climático ahora impulsando un rápido aumento del nivel del mar, el equipo dice que los efectos no siempre serán tan simples como una retirada humana forzada de las costas.

   "Cuando pensamos en el aumento futuro del nivel del mar, debemos considerar la complejidad de los sistemas involucrados, tanto en términos de geografía física como de respuesta humana --señala en un comunicado el autor principal, el doctor Robert Barnett, de la Universidad de Exeter--. La velocidad a la que desaparece la tierra no es solo una función del aumento del nivel del mar, sino que depende de la geografía, las formas terrestres y la geología locales específicas".

   "Es probable que las respuestas humanas estén igualmente localizadas --añade--. Por ejemplo, las comunidades pueden tener poderosas razones para negarse a abandonar un lugar en particular".

   Los investigadores desarrollaron una nueva curva del nivel del mar de 12.000 años para las islas de Scilly, y la analizaron junto con nuevas reconstrucciones de paisajes, vegetación y población humana creadas a partir de datos de polen y carbón y evidencia arqueológica recopilada. La nueva investigación amplía y mejora los datos recopilados por el Proyecto Lyonesse (2009 a 2013), un estudio del entorno histórico costero y marino de las Islas Sorlingas.

   Estos hallazgos sugieren que durante un período de entre 5.000 y 4.000 años atrás, la tierra se sumergió rápidamente. En respuesta a este período de reorganización de la costa, la gente pareció adaptarse, en lugar de abandonar, el nuevo paisaje.

   Para la Edad del Bronce (hace 4.400 años), el registro arqueológico sugiere que el área tenía una población permanente, y en lugar de abandonar las islas, parece que pudo haber habido una "aceleración significativa de la actividad". Las razones de esto no están claras, pero una posibilidad es que los nuevos mares poco profundos y las zonas de mareas brindan oportunidades para la pesca, la recolección de mariscos y la caza de aves silvestres.

   Este período de rápida pérdida de tierra ocurrió en un momento de aumento relativamente lento del nivel del mar, porque muchas de las tierras de Scilly en ese punto eran relativamente planas y cercanas al nivel del mar.

   El estudio encontró que entre 5.000 y 4.000 años atrás, la tierra se perdía a un ritmo de 10.000 m2 por año, lo que equivale a un gran estadio de rugby. Sin embargo, aproximadamente la mitad de esta tierra se estaba convirtiendo en hábitats intermareales, que pueden haber podido sustentar a las comunidades costeras.

   Charlie Johns, de la Unidad Arqueológica de Cornualles, codirector del Proyecto Lyonesse destaca que "esta nueva investigación confirma que el período inmediatamente anterior a hace 4.000 años vio algunas de las pérdidas de tierra más significativas en cualquier momento en la historia de Scilly, equivalente a perder dos tercios de toda la superficie moderna de las islas".

   Después de hace 4.000 años, el grupo de islas continuó sumergido por el aumento del nivel del mar, incluso durante tasas modestas (por ejemplo, 1 milímetro por año) de aumento del nivel del mar. "Está claro que pueden ocurrir cambios costeros rápidos incluso durante un aumento relativamente pequeño y gradual del nivel del mar", añade Barnett.

   "La tasa actual de aumento global medio del nivel del mar (alrededor de 3,6 mm por año) ya es mucho mayor que la tasa local en las Islas Sorlingas (1 a 2 mm por año) que causó una reorganización costera generalizada hace entre 5.000 y 4.000 años --prosigue--. Es aún más importante considerar las respuestas humanas a estos cambios físicos, que pueden ser impredecibles".

   El experto resalta que, "como se puede ver hoy en las naciones insulares, las prácticas culturales definen la respuesta de las comunidades costeras, lo que puede resultar en una agenda polarizada, como los programas de reubicación planificados en Fiji frente a la resistencia a la migración climática vista en Tavalu".

   "En el pasado, vimos que la reorganización costera en las Islas Sorlingas condujo a la disponibilidad de nuevos recursos para las comunidades costeras --señala--. Quizás sea poco probable que la futura reorganización costera conduzca a la disponibilidad de nuevos recursos a escalas capaces de soportar comunidades enteras. Sin embargo, es más seguro que las perspectivas sociales y culturales de las poblaciones costeras serán críticas para responder con éxito al cambio climático futuro".

Contador