Publicado 18/12/2020 17:29CET

La incertidumbre con la capa de hielo puede elevar la subida del mar

Groenlandia
Groenlandia - WIKIPEDIA - Archivo

   MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El nivel del mar puede subir más que las estimaciones actuales para 2100, hasta 1,1 metros, debido a las incertidumbres con la capa de hielo, dice un nuevo estudio en la revista 'One Earth'.

   Sus autores dicen que comprender la forma en que el fuerte calentamiento global afecta las capas de hielo polar será crucial para proyectar el aumento del nivel del mar durante el próximo siglo.

   Sin embargo, persisten las incertidumbres y el conocimiento actual sobre las capas de hielo sugiere que el aumento del nivel del mar bajo un calentamiento fuerte y continuo podría ser más alto que el rango 'probable' del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) para 2100.

   Los autores del estudio también sugieren formas en que los científicos pueden hacer predicciones más certeras, mejorando nuestra comprensión de la dinámica de las capas de hielo, como la forma en que interactúan con los océanos que se calientan y cómo se fracturan y rompen.

   El autor principal, el profesor Martin Siegert, del Instituto Grantham - Cambio climático y Medio Ambiente del Imperial College de Londres, recuerda en un comunicado que "las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando, y el fuerte calentamiento, de más de 4°C para 2100, está dentro del ámbito de lo posible si las emisiones continúan sin cesar".

   "En la actualidad, cientos de millones de personas viven en regiones susceptibles a las inundaciones costeras, y la probabilidad de inundaciones aún peores aumentará significativamente con el aumento severo del nivel del mar --prosigue--. El aumento del nivel del mar que ya hemos enfrentado se ha mitigado de alguna manera por barreras contra inundaciones y otras medidas, pero no estamos preparados para tasas de aumento más altas que podrían superar estas medidas. Si no hacemos más para evitar el calentamiento global peligroso, es posible que lleguemos a un punto en el que ya no podamos proteger a las personas", advierte.

   El equipo revisó los modelos actuales del efecto del calentamiento en las capas de hielo en los que se basa el informe del IPCC de 2019 sobre el aumento del nivel del mar. Para el escenario de fuerte calentamiento de más de 4°C de aumento de temperatura para 2100, el informe dio un rango 'probable' para el aumento del nivel del mar de entre 0,61 y 1,10 metros por encima de los niveles de 1950.

   Sin embargo, el análisis del equipo mostró que los modelos de la capa de hielo no incluyen suficientes detalles sobre los procesos clave que pueden conducir a una pérdida de masa significativa bajo un fuerte calentamiento, lo que significa que el aumento del nivel del mar por encima del rango probable del IPCC es mucho más posible que por debajo de él.

   El coautor John Englander, presidente y fundador del Rising Seas Institute, alerta de que "el aumento del nivel del mar será uno de los problemas más desafiantes que enfrentará la sociedad en las próximas décadas. Debemos reconocer que no podemos quedarnos al margen y esperar claridad sobre el aumento real del nivel del mar para comenzar a planificarlo", recuerda.

   "Esperar una mayor confianza en las predicciones no es una razón para retrasar la creación de un margen de seguridad, por ejemplo, en los códigos de construcción y la zonificación, reconociendo la inevitabilidad del aumento del nivel del mar y sus consecuencias catastróficas", añade.

   Hay dos formas principales en las que el nivel del mar puede aumentar sustancialmente a nivel mundial. A lo largo del siglo XX, el aumento ha estado dominado por la expansión térmica: el calor agregado separa las moléculas de agua y expande el volumen del agua del océano. En el siglo XXI, sin embargo, el segundo mecanismo se ha vuelto dominante: la adición de agua procedente de la fusión de las capas de hielo y los glaciares.

   Si bien el aumento del nivel del mar debido a la expansión térmica se puede predecir utilizando relaciones relativamente simples entre la temperatura y la expansión, las capas de hielo y los glaciares responden al aumento de las temperaturas de formas complejas e interconectadas que hacen que la predicción sea más tensa.

   Los investigadores que miran hacia el próximo siglo de cambio climático y su creciente impacto en la sociedad humana, la naturaleza y el medio ambiente a menudo miran hacia atrás en episodios anteriores de cambio climático natural en busca de pistas sobre cómo reaccionarán varios sistemas terrestres.

   Al final de la última edad de hielo, hay evidencia de que las capas de hielo respondieron al calentamiento perdiendo rápidamente masa a tasas que en ocasiones fueron más altas que las observadas actualmente, lo que lleva a varios metros de aumento del nivel del mar por siglo.

   El equipo explica que esto significa que las proyecciones actuales de aumento del nivel del mar pueden estar subestimadas, ya que las capas de hielo pueden perder masa más rápido durante el próximo siglo de lo que predicen nuestros modelos actuales.

   Para mejorar los modelos y las predicciones, los autores identifican áreas clave de investigación que se necesitan para llenar nuestros vacíos de conocimiento. Estos incluyen un mejor mapeo del suelo debajo de los glaciares y las capas de hielo, la recopilación de datos en el margen donde los glaciares se encuentran con el océano y un mejor acoplamiento de los modelos de la atmósfera, los océanos y las capas de hielo.

   Si bien la red de observaciones existentes de la dinámica de las capas de hielo ya da a los científicos una señal de alerta muy fuerte y es motivo de preocupación, los autores dicen que estas mejoras podrían dar lugar a un "sistema de alerta temprana" de próxima generación centrado en las señales de cambios rápidos en el nivel del mar, como el aumento de la temperatura del agua del océano a lo largo de los márgenes de las capas de hielo.

   El profesor Siegert resalta: "Ya tenemos un buen comienzo en un sistema de alerta temprana para la peligrosa subida del nivel del mar, con satélites, plataformas aéreas, dispositivos robóticos, investigadores de campo y conocimientos expertos. Si bien esta red está creciendo y fortaleciéndose, tiene grandes debilidades en los límites de las capas de hielo que requieren una acción urgente".

   Por ello, advierte que es necesario "desarrollar una serie de dispositivos robóticos en las partes clave de la Antártida y Groenlandia que son más vulnerables y capaces de un rápido aumento del nivel del mar en el futuro".