Publicado 03/06/2021 18:08CET

Ingenioso sistema antipolvo funciona con la misión Insight en Marte

Parte superior del módulo InSight donde se emplazan los paneles solares
Parte superior del módulo InSight donde se emplazan los paneles solares - NASA/JPL

   MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La misión InSight en Marte ha limpiado con éxito algo de polvo de sus paneles solares, ayuudando a aumentar su energía y retrasar el momento en que tendrá que apagar sus instrumentos científicos.

   El equipo detrás del módulo de aterrizaje ideó una forma innovadora de aumentar la energía de la nave espacial en un momento en que sus niveles de potencia han estado cayendo. El brazo robótico del módulo de aterrizaje dejó caer arena cerca de un panel solar, lo que ayudó al viento a llevarse parte del polvo del panel. El resultado fue una ganancia de aproximadamente 30 vatios-hora de energía por sol, o día marciano.

   Marte se acerca al afelio, su punto más alejado del Sol. Eso significa que llega menos luz solar a los paneles solares cubiertos de polvo de la nave, lo que reduce su producción de energía. El equipo había planeado esto antes de la extensión de la misión de dos años de InSight. Han diseñado la misión para que funcione sin instrumentos científicos durante los próximos meses antes de reanudar las operaciones científicas a finales de este año. Durante este período, InSight reservará energía para sus calentadores, computadora y otros componentes clave.

   El aumento de potencia debería retrasar el apagado de los instrumentos unas semanas, ganando un tiempo precioso para recopilar datos científicos adicionales.

   El equipo de InSight ha estado pensando en formas de intentar limpiar el polvo de sus paneles solares durante casi un año. Por ejemplo, intentaron pulsar los motores de despliegue de los paneles solares (que se utilizaron por última vez cuando InSight abrió sus paneles solares después del aterrizaje) para sacudir el polvo, pero no tuvieron éxito.

   Más recientemente, varios miembros del equipo científico comenzaron a aplicar la técnica contraria a la intuición de escurrir arena cerca de los paneles, pero no directamente encima de ellos.

   Matt Golombek, miembro del equipo científico de InSight en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, que administra la misión, planteó que podría ser posible quitar polvo en los paneles con granos de arena que se dejan caer sobre la superficie del panel o saltan por el aire como resultado del viento. Los granos más grandes podrían llevarse las partículas de polvo más pequeñas con el viento.

   Para probar la técnica, el equipo usó la pala en el brazo robótico de InSight para hacer caer arena junto a los paneles solares de InSight el 22 de mayo, alrededor del mediodía, hora de Marte, la hora más ventosa del día. Fue más fácil para el brazo de InSight colocarse sobre la plataforma del módulo de aterrizaje, lo suficientemente alto como para que los vientos sople arena sobre los paneles.

   Efectivamente, con vientos que soplan hacia el noroeste a un máximo de 6 metros por segundo, el 'goteo' de arena coincidió con un golpe instantáneo en la potencia general de la nave espacial.

   "No estábamos seguros de que esto funcionaría, pero estamos encantados de que haya funcionado", dijo Golombek en un comunicado.

   Si bien no es garantía de que la nave espacial tenga toda la potencia que necesita, la limpieza reciente agregará un margen útil a las reservas de energía de InSight.

   Los paneles de InSight han sobrevivido a la misión principal de dos años para la que fueron diseñados y ahora están impulsando la nave espacial a través de la extensión de dos años. Depender de los paneles solares para obtener energía permite que tales misiones sean lo más livianas posible para el lanzamiento y requiere menos partes móviles, por lo tanto, menos puntos de fallos potenciales que otros sistemas. Equipar la nave espacial con cepillos o ventiladores para limpiar el polvo agregaría peso y puntos de fallo.

   Sin embargo, como mostraron los rovers Spirit y Opportunity, las ráfagas y los torbellinos pueden limpiar los paneles solares con el tiempo. En el caso de InSight, los sensores meteorológicos de la nave espacial han detectado muchos torbellinos que pasan, pero ninguno ha limpiado el polvo.

   Para agosto, a medida que Marte se mueva en su órbita más cerca del Sol, los paneles solares de InSight deberían poder recolectar más energía, lo que permitirá al equipo volver a encender los instrumentos científicos. Dependiendo de la energía disponible, pueden comenzar encendiendo algunos por períodos cortos en momentos clave durante el día, como lo han estado haciendo para ahorrar energía.

   Ya sea que los instrumentos estén encendidos o apagados, las operaciones de InSight se detendrán nuevamente alrededor del 7 de octubre, cuando Marte y la Tierra estarán en lados opuestos del Sol. Conocido como Conjunción Solar de Marte, este período ocurre cada dos años.

   Debido a que el plasma del Sol puede interrumpir las señales de radio enviadas a la nave espacial en ese momento, todas las misiones a Marte de la NASA se volverán más pasivas, continuarán registrando datos y enviando actualizaciones a los ingenieros en la Tierra, aunque no se les enviarán nuevos comandos. La moratoria sobre los comandos de Marte durará varias semanas hasta finales de octubre.

Contador