Publicado 09/05/2021 22:05CET

Iniciativa mundial para cartografiar las migraciones de ungulados

Los ñus migran en fila en las llanuras del Serengeti, Tanzania.
Los ñus migran en fila en las llanuras del Serengeti, Tanzania. - TOM MORRISON

   MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de 92 científicos y conservacionistas ha unido sus fuerzas para crear el primer atlas mundial de las migraciones de ungulados.

   La iniciativa se realiza en colaboración con la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), un tratado de la ONU.

   Los mapas detallados de los movimientos estacionales de los rebaños de mamíferos con pezuñas en todo el mundo ayudarán a los gobiernos, a los pueblos indígenas y a las comunidades locales, a los planificadores y a los gestores de la fauna silvestre a identificar las amenazas actuales y futuras a las migraciones, y a avanzar en las medidas de conservación para mantenerlas frente a una huella humana cada vez mayor.

   La Iniciativa Mundial sobre la Migración de Ungulados (GIUM) se puso en marcha con la publicación de un comentario en la revista 'Science'.

   "Se necesita urgentemente un atlas mundial de las migraciones, porque nunca ha habido un inventario mundial de estos fenomenales movimientos estacionales --afirma el autor principal, Matthew Kauffman, biólogo de la fauna salvaje del Servicio Geológico de Estados Unidos--. A medida que los paisajes se vuelven más difíciles de atravesar, los mapas pueden ayudar a los conservacionistas a localizar las amenazas, identificar a las partes interesadas y trabajar juntos para encontrar soluciones".

   Año tras año, los ungulados migratorios deben atravesar con sus pezuñas vastas zonas del planeta para encontrar comida, escapar de las duras condiciones y reproducirse. Los desplazamientos son tan diversos como las propias especies, entre las que se encuentran las gacelas de Mongolia y los saiga en Asia, los ñus en el Serengeti, los guanacos en Sudamérica, los caribúes del Ártico y los renos salvajes, los ciervos mulos y los alces en Norteamérica, y los ciervos rojos en Europa.

   Los ungulados migratorios son una parte esencial de los ecosistemas naturales y proporcionan gran parte de las presas de los carnívoros del mundo. Las migraciones también contribuyen a las economías locales y regionales a través de las cosechas y el turismo, y están entretejidas en la cultura de numerosas comunidades.

   Por desgracia, muchas migraciones de ungulados están en franco declive debido a las perturbaciones humanas, como carreteras, vallas y otros tipos de desarrollo.

   Por ejemplo, las migraciones actuales de las gacelas de Mongolia, en las que los individuos recorren cientos de kilómetros, se ven fuertemente limitadas por las vallas fronterizas y las nuevas vías férreas. En las últimas décadas, los investigadores del condado keniano de Kajiado han sido testigos del casi colapso de las migraciones de ñus, cebras y gacelas de Thomson debido a carreteras, vallas y otras infraestructuras no planificadas.

   En algunos casos, las migraciones se han perdido incluso antes de ser documentadas, lo que pone de manifiesto la magnitud del reto de conservación.

   En el marco de la Iniciativa de Mamíferos de Asia Central (CAMI) de la CMS, se elaboraron directrices para eliminar los obstáculos a la migración a lo largo del ferrocarril transmongol o hacer que las infraestructuras existentes sean más respetuosas con la vida silvestre de especies como el khulan, las gacelas de Mongolia y las gacelas de cabra.

   El nuevo atlas ayudará a los responsables de la toma de decisiones a planificar y ejecutar otros proyectos de infraestructuras para mitigar o eliminar sus efectos de barrera.

   "El atlas mundial es una iniciativa muy importante que contribuirá a la conservación de estos animales únicos --afirma la Secretaria Ejecutiva de la CMS, Amy Fraenkel--. Nos complace apoyar este trabajo y tener una nueva y poderosa herramienta para compartir con nuestras partes y socios para mejorar sus esfuerzos para proteger las manadas migratorias en todo el mundo".

   Los animales migratorios dependen de diferentes hábitats para alimentarse, reproducirse y descansar. Si se restringen sus movimientos, está en juego la supervivencia de poblaciones enteras.

   Las alteraciones del cambio climático en la distribución del agua, la nieve, el hielo y el verdor de las plantas complican aún más la forma en que las manadas migratorias cronometran y navegan sus movimientos estacionales. El atlas mundial de la migración ayudará a los responsables de la toma de decisiones a priorizar qué zonas de las rutas migratorias deben conservarse para salvaguardar los diversos beneficios que aportan a la humanidad.

   El esfuerzo se basa en numerosos éxitos de conservación que fueron posibles gracias a la cartografía de las migraciones. En todo el mundo, acciones como la ampliación de las áreas protegidas, las estructuras de cruce de carreteras y las iniciativas de conservación de las tierras de labor han sido catalizadas por el seguimiento de las rutas migratorias reales de las manadas.

   Pero el desarrollo y las barreras se están expandiendo en muchos de los paisajes que necesitan las manadas migratorias. Los científicos y conservacionistas que participan en la iniciativa esperan que los mapas detallados de las migraciones en todo el mundo impulsen acciones de conservación similares para mantener las migraciones de la fauna.

   Para coordinar este gran esfuerzo, el equipo internacional se ha asociado con la Secretaría de la CMS de las Naciones Unidas para crear el GIUM.

   La CMS, un tratado medioambiental de las Naciones Unidas, proporciona una plataforma global para la conservación y el uso sostenible de los animales migratorios y sus hábitats. Este tratado único reúne a los países y a los expertos en fauna silvestre para abordar las necesidades de conservación de las especies migratorias terrestres, acuáticas y aviares y sus hábitats en todo el mundo.

   La nueva iniciativa mundial auspiciada por la CMS utilizará la última tecnología de rastreo por GPS, programas informáticos de cartografía y plataformas de intercambio de datos, combinados con los conocimientos locales e indígenas. El equipo también se esforzará por cartografiar las migraciones perdidas y documentar los conocimientos locales e históricos sobre los movimientos de los animales.

   Los escasos mapas de migraciones reunidos en la actualidad ponen de manifiesto que las zonas protegidas son demasiado pequeñas y dispersas para proteger los amplios desplazamientos. Al mismo tiempo, estos mapas ponen de manifiesto cómo numerosos propietarios y comunidades han administrado los paisajes de trabajo que los animales atraviesan.

   Por ejemplo, las tradiciones culturales y la identidad de los inuit y los tlicho de Canadá están profundamente arraigadas en los caribús migratorios. Los mapas que muestran los datos de la migración junto con las conexiones humanas y los medios de vida asociados a estos mismos paisajes ayudan a avanzar en la conservación sostenible.

   El lanzamiento de GIUM es oportuno dado el creciente interés internacional por la protección de la biodiversidad. Se espera que este año se acuerde una nueva estrategia global de las Naciones Unidas sobre la biodiversidad, conocida como el Marco Global de Biodiversidad Post-2020. Las partes de la CMS han señalado la importancia de la conectividad ecológica, incluidas las migraciones de animales, como una prioridad clave para el nuevo marco.