Publicado 23/10/2020 17:28CET

Iniciativa para renombramientos indígenas de plantas y animales

Iniciativa para renombramientos indígenas de plantas y animales
Iniciativa para renombramientos indígenas de plantas y animales - CC BY-SA 3.0

   MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los nombres indígenas para plantas y animales deben restablecerse dentro del sistema de nombres científicos, para superar una herencia del colonialismo, reclama una propuesta en Communications Biology.

   "Los colonos europeos una vez reclamaron tierras por proclamación y, de manera similar, los científicos deponen nombres indígenas para plantas y animales con publicaciones en revistas científicas", expone el profesor Len Gillman, profesor en la Universidad Tecnológica de Auckland e impulsor de la iniciativa.

   "Ha llegado el momento de cambiar las reglas que rigen la denominación científica para que se puedan restaurar los nombres indígenas", dijo.

   Según la propuesta de Gillman y su colega Shane Wright, los nombres científicos de especies como el kauri cambiarían de Agathis australis a Agathis kauri: restaurando el nombre indígena Aotearoa, con el que se designó a Nueva Zelanda durante siglos. El árbol del árbol caducifolio comestible de América del Norte, Diospyros virginiana incorporaría el nombre indígena y se convertiría en Diospyros pessamin.

   Shakespeare cuestionó la importancia de los nombres cuando dijo: "Una rosa con cualquier otro nombre olería igual de dulce". Sin embargo, Gillman y Wright sostienen que los nombres son importantes.

   "Los nombres encarnan la historia, un sentido de lugar y un derecho a pertenecer", dijo Gillman. "El cambio que proponemos presagiaría un paso importante en la afirmación de la contribución de los pueblos indígenas al conocimiento y establecería un nuevo respeto por el nombre indígena y la comprensión de las especies de plantas y animales.

   "La precedencia cronológica casi omnipresente de los nombres indígenas no tiene relevancia ni prioridad en los códigos taxonómicos actuales, a pesar de que estos nombres a menudo transmiten un conocimiento profundo relacionado con la forma, los usos, la distribución y la ecología. Es hora de un nuevo orden taxonómico que refleje el respeto por el conocimiento y la comprensión de la naturaleza por parte de los pueblos indígenas de todo el mundo ", dijo Gillman.

   "Con frecuencia, muchas especies dispares pueden recibir el mismo epíteto. Por ejemplo, colensoi se aplica al menos a 19 especies de plantas, dos especies de aves y dos hongos en Nueva Zelanda", dijo Shane Wright. "Esta inclinación de nombrar organismos para honrar a los coleccionistas, patrocinadores, colegas o empleadores podría describirse como 'colonial'. Los nombres otorgados a los organismos en algunos casos han sido insensibles al lugar y las circunstancias históricas, y no transmiten información morfológica o ecológica, lo que recuerda un pensamiento anticuado que parece bastante extraño en un entorno contemporáneo más pluralista ".

   Gillman y Wright esperan estimular un debate general sobre los méritos de este enfoque, que debe incluir a los pueblos indígenas y académicos, antes de que se pueda presentar un cambio de propuesta de regla formal al Código Internacional de Nomenclatura.