Publicado 30/06/2021 17:33CET

El libre emprendimiento ya prosperaba en la Edad del Bronce

Las pesas de piedra con marcas de peso de la Edad del Bronce indican el asentamiento de Arslantepe (Malatya, Turquía).
Las pesas de piedra con marcas de peso de la Edad del Bronce indican el asentamiento de Arslantepe (Malatya, Turquía). - MISSIONE ARCHEOLOGICA ITALIANA NELL'ANATOLIA ORIEN

   MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La interacción comercial, incluso sin intervención sustancial de gobiernos o instituciones, probablemente explique la difusión de la tecnología para pesar mercancías ya en la Edad del Bronce.

   Es la conclusión de un equipo de investigadores de la Universidad de Gotinga, que investigó la diseminación de los sistemas de peso en todo el oeste de Eurasia hace nada menos que 4.000 años y la viabilidad en aquella época de un mercado autorregulado. Los resultados se publican en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

   Para determinar cómo surgieron las diferentes unidades de peso en diferentes regiones, los investigadores compararon todos los sistemas de peso en uso entre Europa Occidental y el Valle del Indo desde el 3.000-1.000 a.C. El análisis de 2.274 pesos de equilibrio de 127 sitios reveló que, con la excepción de los del valle del Indo, aparecieron unidades de peso nuevas y muy similares en una expansión gradual al oeste de Mesopotamia.

   Para averiguar si la formación gradual de estos sistemas podría deberse a la propagación del error de un solo sistema de ponderación, los investigadores modelaron la creación de 100 nuevas unidades. Teniendo en cuenta factores como el error de medición, la simulación apoyó un origen único entre Mesopotamia y Europa. También mostró que el valle del Indo probablemente desarrolló un sistema de peso independiente.

   La investigación demostró que si el flujo de información en el comercio de Eurasia era lo suficientemente libre como para respaldar un sistema de ponderación común, era probable que fuera suficiente para reaccionar a las fluctuaciones de los precios locales.

   Los sistemas de peso que surgieron entre Mesopotamia y Europa fueron muy similares. Esto significaba que un solo comerciante podía viajar, por ejemplo, de Mesopotamia al Egeo y de allí a Europa Central y nunca necesitar cambiar su propio conjunto de pesos. El comerciante podría comerciar con socios extranjeros confiando simplemente en aproximar los pesos. No había ninguna autoridad internacional que pudiera haber regulado la precisión de los sistemas de peso en un territorio tan amplio y un período de tiempo tan largo.

   En Europa, más allá del Egeo, las autoridades centralizadas ni siquiera existían en ese momento. Los investigadores concluyen que la aparición de sistemas de peso precisos debe haber sido el resultado de una red global que se regula a sí misma desde abajo hacia arriba.

   "Con los resultados de nuestro análisis estadístico y pruebas experimentales, ahora es posible probar la vieja hipótesis de que el libre emprendimiento ya era un motor principal de la economía mundial incluso en la Edad del Bronce", explica el profesor Lorenz Rahmstorf del Instituto de Prehistoria e Historia Temprana, Universidad de Gotinga.

   Los comerciantes pueden interactuar libremente, establecer asociaciones rentables y aprovechar las oportunidades que ofrece el comercio a larga distancia. "La idea de un mercado autorregulado que existía hace unos 4.000 años pone una nueva perspectiva sobre la economía global de la era moderna", dice el doctor Nicola Ialongo, de la Universidad de Göttingen.

   Y agrega: "Trate de imaginar todas las instituciones internacionales que actualmente regulan nuestra economía mundial moderna: ¿es posible el comercio global gracias a estas instituciones, o a pesar de ellas?"