Actualizado 28/12/2015 17:43:14 +00:00 CET

Madera biosintética, una alternativa a la madera tradicional 'amiga' del medio ambiente

   BUENOS AIRES, 28 Dic. (Notimérica) -

   'Ewar', una empresa argentina concienciada con el medio ambiente, ha desarrollado un nuevo tipo de madera, la biosintética, compuesta de plásticos reciclados y cáscara de arroz.

   El co-fundador de la compañía Juan Pablo Pardo mostró al diario 'La Nación' esta alternativa novedosa y sustentable. Este material tiene un aspecto similar a la madera tradicional pero presenta una gran ventaja: tiene una durabilidad de 300 años.

   Pero no es la única ventaja. La cubierta de arroz evita los problemas que presenta la madera al estar a la intemperie, como no absorber humedad; impide la acumulación de hongos y otras bacterias; resiste cualquier condición climática; no es atacado por insectos; no se deteriora con el agua del mar ni con los rayos ultravioletas; no se pudre, raja, deforma ni astilla; mantiene el color y el aspecto de la madera y térmicamente es superior.

   Para limpiar la madera, se puede hacer uso de una hidrolavadora utilizando detergentes, cloro, amonio cuaternario, soda cáustica o ácido muriático.

   "Pudimos ver que ha sido utilizado con gran éxito en la pasarela del Bosque de Arrayanes en Villa la Angostura; el Hotel Internacional de Potrero de los Funes donde se construyó una confitería flotante sobre el lago; la estación de servicio YPF de Nordelta que fue calificada como Green Building por Leed; en shoppings, hoteles en zonas con climas tan diferentes como Misiones; Bariloche o Tierra del Fuego", comentó Pardo.

   En cuanto a la instalación, se puede clavar o atornillar. "En general elegimos colocarlos con clavadoras neumáticas con clavos sin cabezas quedando invisibles, sin necesitar ser tapados como con los tornillos, bajando considerablemente los gastos y tiempo de instalación" agregó.

   Esta nueva tecnología evita que las industrias desechen productos plásticos que tardan más de 300 años en degradarse y evita la tala de árboles autóctonos que tardan más de 100 en desarrollarse. Además, al ser reciclable, no genera residuos sólidos, gaseosos ni líquidos.

   La madera biosintética se puede usar para fabricar 'decks', palés, muebles de jardín o tejuelas entre otras posibilidades.