Más de 13 grados de enfriamiento en un refrigerador que no usa energía

Publicado 31/10/2019 12:30:24CET
Más de 13 grados de enfriamiento en un refrigerador que no usa energía
Más de 13 grados de enfriamiento en un refrigerador que no usa energía - MIT

   MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo dispositivo de enfriamiento radiativo, sin partes móviles, logra reducir su temperatura interior más de 13 grados Celsius colocado al sol en un día despejado, sin usar energía.

   El nuevo sistema diseñado por investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology) y Chile, bloquea la luz solar entrante para evitar que se caliente, y al mismo tiempo irradia eficientemente luz infrarroja, que es esencialmente calor, que pasa directamente al cielo y al espacio, enfriando el dispositivo significativamente por debajo de la temperatura ambiente.

   La clave para el funcionamiento de este sistema simple y económico es un tipo especial de aislamiento, hecho de una espuma de polietileno llamada aerogel. Este material liviano, que se ve y se siente un poco como malvavisco, bloquea y refleja los rayos visibles de la luz solar para que no penetren a través de él. Pero es altamente transparente a los rayos infrarrojos que transportan calor, lo que les permite pasar libremente hacia afuera.

   El nuevo sistema, que se describe en la revista Science Advances, podría usarse, por ejemplo, como una forma de evitar que las verduras y las frutas se echen a perder, duplicando potencialmente el tiempo que el producto podría permanecer fresco, en lugares remotos donde no hay energía confiable para la refrigeración, informa el MIT.

   El enfriamiento radiativo es simplemente el proceso principal que la mayoría de los objetos calientes usan para enfriarse. Emiten radiación infrarroja de rango medio, que transporta la energía térmica del objeto directamente al espacio porque el aire es muy transparente a la luz infrarroja.

   El nuevo dispositivo se basa en un concepto demostrado hace un año, que también utilizaba enfriamiento radiativo pero empleaba una barrera física, una tira estrecha de metal, para proteger el dispositivo de la luz solar directa y evitar que se calentara. Ese dispositivo funcionó, pero proporcionó menos de la mitad de la potencia de enfriamiento que el nuevo sistema logra debido a su capa aislante altamente eficiente.