Miden velocidades vertiginosas en las galaxias espirales más masivas

Publicado 17/10/2019 18:40:51CET
Miden velocidades vertiginosas en las galaxias espirales más masivas
Miden velocidades vertiginosas en las galaxias espirales más masivas - NASA, ESA, P. OGLE AND J. DEPASQUALE (STSCI)

   MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Las galaxias espirales más masivas giran más rápido de lo esperado según la teoría, hasta 570 kilómetros por segundo, frente a los 210 kilómetros por segundo de nuestra Vía Láctea.

   Las 'súper espirales' son excepcionales en casi todos los sentidos. Además de ser mucho hasta 20 veces más masivas que la Vía Láctea, también son más brillantes y de mayor tamaño físico, abarcando hasta 450.000 años luz en comparación con el diámetro de 100.000 años luz de la Vía Láctea.

   Hasta la fecha solo se conocen unas 100 súper espirales. Las súper espirales se descubrieron como una nueva clase importante de galaxias al estudiar los datos del Sloan Digital Sky Survey (SDSS), así como la Base de datos extragaláctica (NED) de la NASA / IPAC.

   "Las súper espirales son extremas en muchos aspectos", dice Patrick Ogle, del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, Maryland. "Rompen los récords de velocidad de rotación".

   Ogle es el primer autor de un artículo publicado el 10 de octubre de 2019 en Astrophysical Journal Letters. El documento presenta nuevos datos sobre las tasas de rotación de súper espirales recolectadas con el Gran Telescopio del Sur de África (SALT), el telescopio óptico único más grande del hemisferio sur.

   Se obtuvieron datos adicionales utilizando el telescopio Hale de 5 metros del Observatorio Palomar, operado por el Instituto de Tecnología de California. Los datos de la misión WISE (Wide-field Infrared Survey Explorer) de la NASA fueron cruciales para medir las masas de galaxias en las estrellas y las tasas de formación de estrellas.

   La teoría sugiere que las súper espirales giran rápidamente porque están ubicadas dentro de nubes increíblemente grandes, o halos, de materia oscura. La materia oscura se ha relacionado con la rotación de galaxias durante décadas.

   La astrónoma Vera Rubin fue pionera en el trabajo sobre las tasas de rotación de galaxias, mostrando que las galaxias espirales giran más rápido que si su gravedad se debiera únicamente a las estrellas y al gas constituyente. Una sustancia invisible adicional conocida como materia oscura debe influir en la rotación de galaxias. Se espera que una galaxia espiral de una masa dada en estrellas gire a cierta velocidad.

   El equipo de Ogle ha encontrado ahora que las súper espirales exceden significativamente la tasa de rotación esperada.

   Las súper espirales también residen en halos de materia oscura más grandes que el promedio. El halo más masivo que Ogle midió contiene suficiente materia oscura para pesar al menos 40 billones de veces más que nuestro Sol. Esa cantidad de materia oscura normalmente contendría un grupo de galaxias en lugar de una sola galaxia.

   A pesar de ser las galaxias espirales más masivas del universo, las súper espirales en realidad tienen un peso inferior al de las estrellas en comparación con lo que se esperaría por la cantidad de materia oscura que contienen. Esto sugiere que la gran cantidad de materia oscura inhibe la formación de estrellas. Hay dos causas posibles: 1) Cualquier gas adicional que ingrese a la galaxia se estrella y se calienta, evitando que se enfríe y formando estrellas, o 2) El rápido giro de la galaxia hace que sea más difícil que las nubes de gas colapsen contra la influencia de la fuerza centrífuga.

   "Esta es la primera vez que encontramos galaxias espirales que son tan grandes como pueden llegar a ser", dice Ogle.