Publicado 20/07/2021 12:16CET

El misterio del metano de Marte se ahonda con la falta de señales

Archivo - Orbitador TGO
Archivo - Orbitador TGO - ESA - Archivo

   MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El satélite Exomars TGO (Trace Gas Orbiter) de la ESA y Roscosmos no ha detectado señal alguna de metano en la atmósfera de Marte en una nueva recopilación de datos que abarca 1,4 años del Planeta Rojo.

   La misión ha establecido nuevos límites superiores sobre la cantidad de metano, etano, etileno y fosfina que hay en la atmósfera marciana, cuatro gases denominados "biomarcadores" que son posibles signos de vida.

   La búsqueda de biomarcadores en Marte es un objetivo principal del TGO. Un biomarcador clave de interés es el metano, ya que gran parte del metano que se encuentra en la Tierra es producido por seres vivos o actividad geológica, por lo que lo mismo puede ser cierto para Marte.

   El 'misterio del metano' en Marte ha estado en curso durante muchos años, con hallazgos contradictorios de misiones que incluyen Mars Express de la ESA y el rover Curiosity de la NASA que capturaron picos y explosiones esporádicas de gas en la atmósfera de Marte, fluctuaciones tanto en la órbita como en la superficie del planeta. signos de gas que varían con las estaciones, o que no observan metano en absoluto.

   "No encontramos ninguna señal del gas en absoluto, lo que sugiere que la cantidad de metano en Marte es probablemente incluso más baja de lo que sugieren las estimaciones anteriores", declara en un comunicado Franck Montmessin de LATMOS, Francia, co-investigador principal del instrumento Atmospheric Chemistry Suite (ACS) a bordo del orbitador.

   Como los instrumentos del TGO son altamente sensibles, si hay metano presente, debe estar en una abundancia de menos de 0,05 ppbv, y más probablemente menos de 0,02 ppbv, dicen Franck y sus colegas. Los científicos también buscaron signos de metano alrededor de la casa de Curiosity, el cráter Gale, y no encontraron nada, a pesar de que el rover informó la presencia de metano allí.

   "Curiosity mide directamente en la superficie de Marte, mientras que el orbitador toma medidas unos pocos kilómetros por encima, por lo que la diferencia entre estos dos hallazgos podría explicarse por cualquier metano atrapado en la atmósfera inferior o en las inmediaciones del rover", agrega Franck.

   La aparente falta de metano marciano informada por Franck y sus colegas está respaldada por un artículo que utiliza datos del instrumento NOMAD (Nadir Occultation MArs Discovery) del orbitador, que nuevamente abarca un año marciano completo y busca metano y otros dos biomarcadores.

   "Tampoco encontramos señales de metano en Marte, y establecimos un límite superior de 0,06 ppbv, que concuerda con los hallazgos iniciales de TGO usando ACS", dice la autora principal del artículo, Elise Wright Knutsen, anteriormente en el Goddard Space Flight Center de la NASA, EE. UU., y ahora en LATMOS, Francia. "Además de buscar metano global, también buscamos columnas localizadas en más de 2.000 lugares del planeta y no detectamos nada, por lo que si el metano se libera de esta manera, debe ser esporádico".

NI METANO, NI ETILENO, NI FOSFINA

   Junto al metano, Elise y sus colegas buscaron otros dos posibles gases biomarcadores: etano y etileno. Se espera que estas moléculas se produzcan después de que la luz solar descomponga el metano, por lo que son emocionantes tanto por derecho propio como en el contexto de nuestra búsqueda de metano. Las moléculas de etano y etileno también tienen una vida útil corta, lo que significa que si se encuentran en una atmósfera planetaria, deben haber sido liberadas recientemente o creadas a través de un proceso continuo. Esto los convierte en excelentes trazadores de una posible actividad biológica o geológica.

   "Estos son los primeros resultados de ExoMars en la búsqueda de estos dos gases", dice Elise. "No detectamos ninguno de los dos, por lo que establecimos límites superiores para el etano y el etileno en 0,1 y 0,7 ppbv, respectivamente, bajo, pero más alto que nuestros límites para el metano".

   El orbitador también ha estado buscando fosfina, un gas que causó una gran controversia el año pasado cuando supuestamente fue detectado en Venus. La mayor parte de la fosfina en la Tierra se produce biológicamente, lo que la convierte en un biomarcador interesante en las atmósferas de los planetas terrestres.

"No encontramos ningún signo de fosfina en Marte", dice Kevin Olsen de la Universidad de Oxford, Reino Unido, y autor principal del estudio de la fosfina. "Nuestros límites superiores son similares para los de etano y etileno, entre 0,1 y 0,6 ppbv".

   La búsqueda de vida en Marte, o sus firmas persistentes, es un objetivo central del programa ExoMars, y la búsqueda de biomarcadores en particular es un objetivo principal del Trace Gas Orbiter. El próximo rover de ExoMars, Rosalind Franklin, que se lanzará en 2022, complementará la búsqueda de biomarcadores de TGO al excavar en la superficie marciana; Es más probable que las muestras subterráneas retengan biomarcadores, ya que el material está protegido del duro entorno de radiación del espacio.

Contador