Publicado 14/10/2021 11:56CET

La mitad de las plantas con flor dependen de los polinizadores

Polilla colibrí visitando una flor de bergamota silvestre.
Polilla colibrí visitando una flor de bergamota silvestre. - RICK HANSEN/USFWS.

   MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Alrededor de 175.000 especies de plantas, es decir, la mitad de todas las plantas con flores, dependen en su mayoría o totalmente de los animales polinizadores para producir semillas y reproducirse.

   Por tanto, la disminución de los polinizadores podría causar importantes trastornos en los ecosistemas naturales, incluida la pérdida de biodiversidad, según la primera estimación mundial, publicada en la revista 'Science Advances'.

   El doctor James Rodger, becario postdoctoral del Departamento de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Stellenbosch (SU), en Sudáfrica, y autor principal, afirma que este es el primer estudio que proporciona una estimación global de la importancia de los polinizadores para las plantas en los ecosistemas naturales.

   El estudio, en el que participaron 21 científicos afiliados a 23 instituciones de los cinco continentes, fue dirigido por James Rodger y el profesor Allan Ellis, también de la Universidad de Stellenbosch, y es un producto del Centro de Síntesis para las Ciencias de la Biodiversidad (sDiv) del Centro Alemán para la Investigación Integrativa de la Biodiversidad.

   La profesora Tiffany Knight, del Centro Helmholtz de Investigación Medioambiental y coautora principal, afirma que las recientes evaluaciones globales de la polinización han puesto de manifiesto una laguna de conocimiento en nuestra comprensión de la dependencia de las plantas de los polinizadores animales. "Nuestra investigación sintética aborda esta laguna y nos permite relacionar las tendencias de la biodiversidad y la abundancia de los polinizadores con las consecuencias para las plantas a nivel mundial", explica.

   Aunque la mayoría de las plantas se polinizan con animales, la mayoría de las plantas también tienen un poco de autofertilidad. Esto significa que pueden producir al menos algunas semillas sin polinizadores, por ejemplo, mediante la autofecundación. Sin embargo, hasta este estudio, la importancia tienen los polinizadores para las plantas silvestres no estaba clara a nivel mundial.

   Los investigadores utilizaron la contribución de los polinizadores a la producción de semillas -medida comparando la producción de semillas en ausencia de polinizadores con la producción de semillas con polinizadores presentes- como indicador de su importancia para las plantas.

   Los datos al respecto existían, pero estaban dispersos en cientos de artículos, cada uno de ellos centrado en experimentos de polinización en diferentes especies de plantas. Para hacer frente a este problema, los investigadores de varias instituciones comenzaron a consolidar la información en bases de datos.

   Así, el doctor Rodger desarrolló la Base de Datos del Sistema de Cría de Stellenbosch como becario postdoctoral en el Departamento de Botánica y Zoología de la SU; la profesora Tiffany Knight, la profesora Tia-Lynn Ashman y la doctora Janette Steets dirigieron el grupo de trabajo de sPLAT que produjo la base de datos GloPL; y el profesor Mark van Kleunen y la doctora Mialy Razanajatovo produjeron la Base de Datos del Sistema de Cría de Konstanz.

   Las tres bases de datos se combinaron en una nueva base de datos para el presente estudio que incluye datos de 1.528 experimentos distintos, que representan 1.392 poblaciones de plantas y 1.174 especies de 143 familias de plantas y de todos los continentes excepto la Antártida.

   Los resultados muestran que, sin polinizadores, un tercio de las especies de plantas con flores no produciría semillas y la mitad sufriría una reducción de la fertilidad del 80% o más. Por lo tanto, aunque la autofertilidad es común, no compensa en absoluto la reducción del servicio de polinización en la mayoría de las especies vegetales.

   "Estudios recientes muestran que muchas especies de polinizadores han disminuido en número, y algunas incluso se han extinguido. Nuestro hallazgo de que un gran número de especies de plantas silvestres dependen de los polinizadores muestra que la disminución de éstos podría causar importantes trastornos en los ecosistemas naturales", advierte el doctor Rodger.

   Por su parte, el profesor Mark van Kleunen, de la Universidad de Constanza y coautor del estudio, afirma que no se trata de que todos los polinizadores desaparezcan. "Si hay menos polinizadores, o incluso sólo un cambio en las especies de polinizadores más numerosas, podemos esperar efectos en cadena en las plantas, con la posibilidad de que las especies de plantas afectadas disminuyan, perjudicando aún más a las especies animales y a las poblaciones humanas que dependen de esas plantas", explica. Los polinizadores no sólo son importantes para la producción de cultivos, sino también para la biodiversidad.

   "También significa que las plantas que no dependen de los polinizadores, como muchas malas hierbas problemáticas, podrían extenderse aún más cuando los polinizadores sigan disminuyendo", añade.

   La doctora Joanne Bennet, coautora de la Universidad de Canberra, en Australia, que ha elaborado la base de datos GloOL, afirma que otro factor desconcertante es el bucle de retroalimentación positiva que se desarrolla si las plantas que dependen de los polinizadores disminuyen o se extinguen.

   "Si las plantas autofértiles llegan a dominar el paisaje, entonces aún más polinizadores se verán afectados negativamente, porque las plantas autofértiles tienden a producir menos néctar y polen", apunta.

   Sin embargo, no todo es tan negativo, según el doctor Rodger. Muchas plantas son longevas, lo que abre una ventana de oportunidad para restaurar los polinizadores antes de que se produzca la extinción de las plantas por falta de polinizadores.

Contador