Publicado 16/03/2021 17:12CET

Los mundos con océanos subterráneos son más propicios para la vida

Archivo - Ilustración de la nave Cassini analizando las plumas de Encélado
Archivo - Ilustración de la nave Cassini analizando las plumas de Encélado - NASA/JPL-CALTECH - Archivo

   MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los mundos con océanos subterráneos pueden ser más propicios para la vida que los planetas con océanos superficiales como la Tierra.

   Es la teoría presentada esta semana en la LII Conferencia anual de ciencia lunar y planetaria (LPSC 52) por el científico planetario del Southwest Research Institute Alan Stern.

   Destaca que la prevalencia de los mundos oceánicos de agua interior (IWOW) en nuestro sistema solar --los satélites helados de los planetas gigantes, como Europa, Titán y Encelado, y planetas distantes como Plutón-- sugiere que pueden ser prevalentes también en otros sistemas estelares, ampliando enormemente las condiciones para la habitabilidad planetaria y la supervivencia biológica a lo largo del tiempo.

   Se sabe desde hace muchos años que mundos como la Tierra, con océanos que se encuentran en su superficie, deben residir dentro de un rango estrecho de distancias de sus estrellas para mantener las temperaturas que preservan esos océanos. Sin embargo, las IWOW (siglas en inglés para mundos oceánicos de agua interior) se encuentran en un rango mucho más amplio de distancias de sus estrellas. Esto amplía enormemente el número de mundos habitables que probablemente existan en la galaxia.

   Mundos como la Tierra, con océanos en su exterior, también están sujetos a muchos tipos de amenazas para la vida, que van desde impactos de asteroides y cometas, llamaradas estelares con radiación peligrosa, explosiones de supernovas cercanas y más. El documento de Stern señala que los IWOW son inmunes a tales amenazas porque sus océanos están protegidos por un techo de hielo y roca, típicamente de varias a muchas decenas de kilómetros de espesor, que se superponen a sus océanos.

   "Los mundos oceánicos de agua interior están mejor preparados para proporcionar muchos tipos de estabilidad ambiental, y es menos probable que sufran amenazas a la vida de su propia atmósfera, su estrella, su sistema solar y la galaxia, que mundos como la Tierra, que tienen su océanos en el exterior", dijo Stern en un comunicado.

   También señala que la misma capa de roca y hielo que protege los océanos en los IWOW también oculta la vida para que no sea detectada por prácticamente todas las técnicas astronómicas. Si tales mundos son las moradas predominantes de vida en la galaxia y si surge vida inteligente en ellos, ambos grandes "si", enfatiza Stern, entonces los IWOW también pueden ayudar a romper la llamada paradoja de Fermi. Planteada por el premio Nobel Enrico Fermi a principios de la década de 1960, la paradoja de Fermi cuestiona por qué no vemos evidencia obvia de vida si prevalece en todo el universo.

   "La misma capa protectora de hielo y roca que crea ambientes estables para la vida también secuestra esa vida de una fácil detección", dijo Stern.

Contador