Publicado 03/11/2020 11:00CET

Los murciélagos son capaces de predecir el movimiento de sus presas

Murciélago
Murciélago - UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS

   MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los murciélagos resultan capaces de calcular hacia dónde se dirige su presa construyendo modelos predictivos sobre la marcha del movimiento del objetivo a partir de ecos.

   Los modelos que aplican estos animales son tan robustos que pueden seguir rastreando a sus presas incluso cuando desaparecen temporalmente detrás de obstáculos que bloquean el eco, como árboles, según hallaron investigadores de la Universidad Johns Hopkins.

   Aunque la predicción de las trayectorias de movimiento de los objetos a través de la visión se ha estudiado ampliamente, estos hallazgos, publicados en la revista PNAS, son los primeros en examinar el proceso comparable en la audición. El trabajo mejora la comprensión de los comportamientos guiados por la audición en animales y humanos, incluidas las personas con discapacidad visual que escuchan sonidos para rastrear objetos en su entorno.

   "De la misma manera que un jugador de tenis necesita saber cuándo y dónde golpeará la pelota, un murciélago debe anticipar cuándo y dónde hará contacto con el insecto que está cazando", dijo en un comunicado la autora principal Cynthia F. Moss, neurocientífica y profesor de Ciencias Psicológicas y Cerebrales. "El insecto está volando. El murciélago también está volando. En este ambiente que cambia muy rápidamente, si el murciélago confiara en la información que obtuvo del eco más reciente, no vería al insecto".

El murciélago usa el tiempo de retraso entre cada llamada de ecolocalización y los ecos resultantes para determinar qué tan lejos está la presa. Inclinan la cabeza para captar la intensidad cambiante de los ecos y averiguar dónde está la presa en el plano horizontal. Los murciélagos deben reunir información de eco sobre la distancia y la dirección del objeto para rastrear con éxito un insecto en movimiento errático.

   Pero debido a que los murciélagos son tan buenos cazadores, el equipo de investigación pensó que, además, los murciélagos también deben estar usando de alguna manera esta información para predecir hacia dónde se dirigen sus presas. Para probar esto en el laboratorio, diseñaron un experimento que reflejaba de cerca la situación de un murciélago cazando en la naturaleza.

   Entrenaron a los murciélagos para que permanecieran en una percha y rastrearan insectos. El equipo registró las llamadas de ecolocalización del murciélago y los movimientos de la cabeza a medida que cambiaban dónde se movían los insectos y con qué rapidez. También agregaron obstáculos que interrumpieron los ecos.

   "Ideamos modelos matemáticos para probar los datos y se nos ocurrieron diferentes hipótesis de lo que podrían estar haciendo los murciélagos", dijo la co-primera autora Clarice Anna Diebold, candidata a doctorado en Ciencias Psicológicas y Cerebrales.

   Si ese murciélago no estaba prediciendo dónde estaría el insecto, los movimientos de su cabeza siempre se retrasarían con respecto al objetivo. Pero ese no fue el caso. Si el murciélago mantuviera la cabeza en una posición fija, que a veces reflejaba dónde terminó el insecto, eso eliminaría la teoría de la predicción. Pero eso tampoco estaba sucediendo. Y si el murciélago solo estuviera usando información de los ecos para estimar la velocidad, eso no sería suficiente para explicar el alcance de la precisión del murciélago.

   "Presumimos que los murciélagos usan tanto la información de velocidad del tiempo de los ecos como ajustan aún más la puntería de su cabeza", dijo la co-primera autora Angeles Salles, becaria postdoctoral. "Cuando probamos este modelo con nuestros datos, vimos que encajaba muy bien".

   Los hallazgos anulan la noción aceptada anteriormente de que los murciélagos no predicen la posición futura de un insecto, una conclusión extraída en gran parte de un estudio de la década de 1980 realizado antes de que el video de alta velocidad estuviera ampliamente disponible.

   "La cuestión de la predicción es importante porque un animal debe planificar con anticipación para decidir qué va a hacer a continuación", dijo Salles. "Un animal visual o un humano recibe un flujo de información, pero para los murciélagos es notable porque lo hacen con sólo breves instantáneas acústicas".

   Aunque aquí se estudian los murciélagos, los hallazgos se aplican a cualquier animal que rastree los sonidos en movimiento, e incluso a las personas, como los ciegos, que usan clics y golpes de bastón para ayudarlos a navegar mientras evitan obstáculos.

Contador