Publicado 19/11/2021 18:11CET

La NASA adjudica la misión a un remolino lunar en 2024

Ilustración del módulo de aterrizaje Intuitive Machines Nova-C para la misión IM-3 que lleva cuatro investigaciones de la NASA a Reiner Gamma.
Ilustración del módulo de aterrizaje Intuitive Machines Nova-C para la misión IM-3 que lleva cuatro investigaciones de la NASA a Reiner Gamma. - INTUITIVE MACHINES

   MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La NASA ha encargado a Intuitive Machines un contrato para aterrizar una misión científica y de demostración tecnológica en el remolino lunar Reiner Gama en 2024.

   Una de las características naturales más distintivas y enigmáticas de la Luna, Reiner Gamma se encuentra en el borde occidental de la Luna, visto desde la Tierra. Los científicos continúan aprendiendo qué son los remolinos lunares, cómo se forman y su relación con el campo magnético de la Luna, informa la NASA.

   Intuitive Machines recibirá 77,5 millones de dólares por el contrato y es responsable de los servicios de entrega de extremo a extremo, incluida la integración de la carga útil, la entrega desde la Tierra a la superficie de la Luna y las operaciones de carga útil.

   Se espera que las cuatro investigaciones que Intuitive Machines entregará a Reiner Gamma tengan una masa de aproximadamente 92 kilos.

   La primera investigación es Lunar Vertex, una combinación de cargas útiles del módulo de aterrizaje estacionario y un rover que realizará mediciones detalladas del campo magnético, el entorno del plasma y las propiedades del regolito. Los datos del módulo de aterrizaje y el rover aumentarán las observaciones recopiladas en órbita. Combinadas, las observaciones ayudarán a mostrar cómo se forman y evolucionan estos misteriosos remolinos lunares, y cómo se conectan a los campos magnéticos locales en las mismas regiones.

   La segunda investigación de la misión se llama CADRE (Cooperative Autonomous Distributed Robotic Exploration), que consiste en robots móviles programados para trabajar como un equipo autónomo para explorar la superficie lunar, recopilar datos y mapear diferentes áreas de la Luna en 3D.

   En tercer lugar figura el retrorreflector láser MoonLIGHT, que refleja los rayos láser enviados desde la Tierra directamente desde la Luna a los receptores en la Tierra. Esto permite una medición muy precisa de las distancias entre el reflector y la estación terrestre. Esta técnica se puede utilizar para investigar la relatividad, la dinámica gravitacional del sistema Tierra-Luna y el interior lunar profundo.

   Finalmente, la misión incluye la investigación LUSEM (Lunar Space Environment Monitor), que utiliza un par de aberturas para detectar partículas de alta energía en la superficie lunar.

   LUSEM monitoreará las variaciones en el entorno espacial cercano a la superficie cuando la Luna esté dentro y fuera de la cola magnética de la Tierra, el extremo final de los campos magnéticos que rodean nuestro planeta, que puede servir como un amortiguador para la radiación entrante.

Contador