Publicado 11/12/2020 11:50CET

La NASA y Boeing fijan el 29 de marzo para lanzar la nave Starliner

Nave Starliner
Nave Starliner - BOEING

   MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La NASA y Boeing ahora apuntan al 29 de marzo para el lanzamiento de la segunda prueba de vuelo sin tripulación de la nave privada Starliner a la Estación Espacial por encargo de la agencia espacial.

   La primera prueba de vuelo se lanzó el 20 de diciembre de 2019, pero regresó a la Tierra sin alcanzar el complejo orbital, por una ignición prematura de motores que quemó la mayor parte del combustible e impidió culminar su misión. El fallo se achacó a errores de codificación del software y de comunicaciones.

   Para la misión OFT-2, la nave espacial CST-100 Starliner se lanzará en un cohete Atlas V de United Launch Alliance desde el Complejo de Lanzamiento Espacial-41 en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida, atracará en la Estación Espacial Internacional y regresará para aterrizar en el el oeste de los Estados Unidos aproximadamente una semana después como parte de una prueba de extremo a extremo para demostrar que el sistema está listo para volar con la tripulación.

   La nave espacial OFT-2 Starliner se está acercando al ensamblaje final dentro de la Instalación de Procesamiento de Carga y Tripulación Comercial de la compañía en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. El módulo de tripulación reutilizable del vehículo se ha encendido y las comprobaciones finales de los sistemas de aviónica, potencia y propulsión están a punto de completarse. Los paracaídas de la nave espacial, las bolsas de aire de aterrizaje, el escudo térmico base y sus carcasas traseras están instalados, lo que significa la finalización de la fase de construcción del vehículo. En las próximas semanas, los equipos cargarán el módulo de tripulación con carga y pesarán el vehículo antes de acoplarlo a su módulo de servicio, que ya está completo, según la NASA.

CON TRIPULACIÓN EN VERANO

   Paralelamente, los técnicos de Boeing continúan renovando el módulo de la tripulación volado en la primera prueba de vuelo orbital de Starliner y, al mismo tiempo, construyen un nuevo módulo de servicio para la prueba de vuelo de tripulación Boeing (CFT) de la NASA, que ahora tiene como objetivo su lanzamiento en el verano de 2021, luego de un OFT-2 exitoso. Starliner se sumará así a Crew Dragon de Space X, que ya vuela regularmente a la Estación Espacial para la NASA.

   Los astronautas de la NASA Barry "Butch" Wilmore, Mike Fincke y Nicole Mann continúan entrenando para CFT, el vuelo con tripulación inaugural de la nave espacial Starliner. Después de la finalización de ambos vuelos de prueba, los astronautas de la NASA Sunita Williams, Josh Cassada y Jeanette Epps se lanzarán en la misión Starliner-1, la primera de las seis misiones de rotación de tripulaciones que la NASA y Boeing volarán como parte del Programa de tripulación comercial de la agencia.

   La calificación formal del software de vuelo de Starliner también está en proceso dentro del Laboratorio de Integración de Software y Aviónica de Boeing en Houston. Los equipos están ejecutando pruebas estáticas y dinámicas del software del vehículo para asegurarse de que esté codificado según lo diseñado e incorpore todos los requisitos de la misión. Luego, los equipos de prueba realizarán un escenario de misión completo de extremo a extremo, desde el prelanzamiento hasta el atraque y el desacoplamiento hasta el aterrizaje, utilizando un conjunto de hardware de alta fidelidad antes de volar la misión OFT-2.

   Boeing ha trabajado mano a mano con la NASA para abordar todas las lecciones aprendidas del primer vuelo de Starliner. La compañía está completa en más del 90% en el cierre de todas las acciones recomendadas desarrolladas por un equipo de revisión independiente conjunto de la NASA y Boeing, incluso aquellas que no eran obligatorias, antes de la segunda prueba de vuelo sin tripulación de Starliner, afirma la NASA.