Publicado 12/08/2021 11:04CET

La NASA culpa a la roca de la muestra vacía tomada por Perseverance

El agujero de perforación del primer intento de recolección de muestras de Perseverance se puede ver, junto con la sombra del rover, en la imagen de la izquierda tomada por una de las cámaras de navegación del rover.
El agujero de perforación del primer intento de recolección de muestras de Perseverance se puede ver, junto con la sombra del rover, en la imagen de la izquierda tomada por una de las cámaras de navegación del rover. - NASA/JPL-CALTECH/MSSS.

   MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La evaluación del primer intento fallido de toma de muestras por el rover Perseverance culpa a las características de la roca elegida de que no se introdujera material alguno en el recipiente.

   El examen del agujero practicado en la roca llevan a creer que la actividad de extracción de núcleos en esta roca inusual resultó solo en polvo o pequeños fragmentos que no fueron retenidos debido a su tamaño y la falta de cualquier trozo significativo de un núcleo.

   Parece que la roca no era lo suficientemente robusta para producir un núcleo, explicó en el blog de la misión Lousie Jandura, ingeniera jefe de toma de muestras en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA.

   Algo de material es visible en el fondo del agujero. Es probable que el material del núcleo deseado esté ahí, en los contornos de perforación o en una combinación de ambos, pero no se puede distinguir más dadas las incertidumbres de medición.

   "Tanto los equipos de ciencia como de ingeniería creen que la singularidad de esta roca y sus propiedades materiales son el factor principal que contribuye a la dificultad de extraer un núcleo de ella. Por lo tanto, nos dirigiremos a la siguiente ubicación de muestreo en el sur de Seitah, el punto más lejano de esta fase de nuestra campaña científica. Según las imágenes de rover y el helicóptero hasta la fecha, es probable que encontremos rocas sedimentarias allí que anticipamos se alinearán mejor con nuestra experiencia de prueba basada en la Tierra", comenta Jandura.

   El equipo de la misión certifica que el hardware instrumental del rover funcionó como sele ordenó desde la Tierra, "pero la roca no cooperó esta vez".