Actualizado 02/06/2015 13:42 CET

La NASA estudiará los terremotos que hacen temblar Marte

NASA
Foto: NASA

NUEVA YORK, 2 Jun. (Notimérica) -

   La misión 'Insight' de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) permitirá conocer en profundidad la actividad sísmica que provoca temblores en el suelo de Marte, ya que el planeta tiene terremotos igual que la Tierra.

   Bajo el nombre 'Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport' ('Exploración Interior usando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transporte de Calor'), más conocida como 'Insight', llegará al planeta rojo en marzo de 2016.

   La nave 'Insight' está siendo extensamente probada por la agencia espacial en laboratorios que simulan las condiciones del espacio y del planeta Marte, según ha publicado la NASA en su página web.

   Utilizando un sismógrafo fabricado en Francia y otros instrumentos de varias naciones, 'Insight' permitirá conocer más sobre la actividad sísmica en Marte, así como detectar cuando el suelo tiembla a causa del impacto de meteoritos, ya que en ese planeta pudieron caer estos cuerpos con más frecuencia debido a su atmósfera menos densa que la de la Tierra.

   Marte está ubicado muy cerca del cinturón de asteroides, lo cual también aumenta la probabilidad de impactos de rocas espaciales. De hecho, los dos carros-robot que aún exploran la superficie del planeta rojo ('Curiosity' y 'Opportunity') han encontrado varios meteoritos en el suelo marciano.

   Los estudios que realizará esta misión permitirán además comprender mejor cómo se formaron los planetas rocosos en nuestro Sistema Solar hace más de 4.000 millones de años. La nave analizará el espesor y estructura de la corteza terrestre de Marte, así como las temperaturas interiores y la composición del núcleo de ese planeta.

   'Insight' será la primera nave en ser lanzada hacia otro planeta desde la base Vandenberg en California (Estados Unidos) ya que normalmente estos lanzamientos son realizados desde Florida. El despegue está programado para el cuatro de marzo de 2016, y la nave descendería en Marte seis meses después, en septiembre de 2016.