Publicado 15/01/2021 13:53CET

Nueva entrega del Dark Energy Survey cataloga 700 millones de objetos

NGC 1565, también conocida como la bailarina española, una galaxia espiral en la constelación de Dorado
NGC 1565, también conocida como la bailarina española, una galaxia espiral en la constelación de Dorado - DECAMM, DES COLLABORATION

   MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Unos 700 millones de objetos astronómicos se han catalogado cuidadosamente y se han hecho públicos como parte de la colaboración astronómica internacional DAS (Dark Energy Survey).

   Este proyecto ahora ha mapeado aproximadamente una octava parte del cielo nocturno, que se remonta casi al comienzo de los tiempos en algunos casos. Esto lo convierte en uno de los catálogos astronómicos más grandes del mundo.

   Sus artífices esperan que el proyecto pueda responder algunas de nuestras preguntas más importantes cuando se trata de nuestro Universo, incluido de qué está hecho y cómo comenzó.

   "Esta es la culminación de años de esfuerzo. Además de mapear cientos de millones de galaxias, se han descubierto miles de supernovas (estrellas en explosión)", dijo en un comunicado Christopher Lidman, de la Australian National University (ANU) y miembro del estudio.

   El Dark Energy Survey comenzó a recopilar datos en 2013 utilizando una cámara astronómica de última generación fijada en un telescopio de cuatro metros de apertura en el norte de Chile.

   Al mismo tiempo, el telescopio anglo-australiano, ubicado en Australia y operado por ANU en nombre de un grupo de 13 universidades australianas, se utilizó para medir distancias exactas a muchos de los objetos y para confirmar la naturaleza de las supernovas.

   "Cientos de investigadores de muchos países han trabajado juntos durante dos décadas para lograr este objetivo común", dijo Lidman.

   Según la coautora de ANU Tamara Davis, el enorme volumen de datos permitirá al equipo de investigación medir la historia de la expansión cósmica y el crecimiento de estructuras a gran escala en el universo, "los cuales reflejan la naturaleza y la cantidad de energía oscura en el universo".

   "Estoy emocionada de usar los datos para investigar la naturaleza de la energía oscura, que debería revelar qué hay detrás de la aceleración de la expansión del universo, uno de los mayores misterios de la ciencia", dijo.