Publicado 25/01/2021 17:05CET

Nueva gran antena de la NASA entra en servicio en Madrid

Deep Space Station 56, o DSS-56, es una poderosa antena de 34 metros de ancho  que se agregó al Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de Madrid de la Red de Espacio Profundo en España a principios de 2021.
Deep Space Station 56, o DSS-56, es una poderosa antena de 34 metros de ancho que se agregó al Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de Madrid de la Red de Espacio Profundo en España a principios de 2021. - NASA/JPL-CALTECH

   MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva y potente antena se ha sumado a la Red de Espacio Profundo (DSN) de Navegación y Comunicaciones Espaciales de la NASA, para la comunicación con las misiones que exploran el sistema solar.

   Llamada Deep Space Station 56, o DSS-56, el plato ahora está en línea y listo para comunicarse con una variedad de misiones, incluido el rover Perseverance de la NASA cuando aterrice en el Planeta Rojo el próximo mes.

   El nuevo plato de 34 metros de ancho se ha estado construyendo en el Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Robledo de Chavela (Madrid) en España desde 2017. Las antenas existentes están limitadas en las bandas de frecuencia que pueden recibir y transmitir, lo que a menudo las restringe para comunicarse solo con naves espaciales específicas. DSS-56 es la primera en utilizar la gama completa de frecuencias de comunicación de Deep Space Network tan pronto como se conectó.

   Esto significa que DSS-56 es una antena "todo en uno" que puede comunicarse con todas las misiones que admite el DSN y puede utilizarse como respaldo para cualquiera de las otras antenas del complejo de Madrid.

   "DSS-56 ofrece a Deep Space Network flexibilidad y confiabilidad adicionales en tiempo real", dijo en un comunicado Badri Younes, administrador asociado adjunto y gerente de programa de Navegación y Comunicaciones Espaciales (SCaN) de la NASA.

   Con la incorporación del DSS-56 y otras antenas de 34 metros a los tres complejos DSN en todo el mundo, la red se está preparando para desempeñar un papel fundamental a la hora de garantizar el soporte de comunicación y navegación para las próximas misiones a la Luna y Marte y las misiones tripuladas Artemis.

   Con el aumento de la flexibilidad del DSS-56 llegó una fase de puesta en marcha más compleja, que incluyó pruebas y calibración de un conjunto más grande de sistemas, antes de que la antena pudiera conectarse. El viernes 22 de enero, los socios internacionales que supervisaron la construcción de la antena asistieron a un evento virtual de corte de cinta para conmemorar oficialmente la ocasión, un evento que se había retrasado debido a las históricas nevadas que cubrían gran parte de España.

   Además de España, Deep Space Network tiene estaciones terrestres en California (Goldstone) y Australia (Canberra). Esta configuración permite a los controladores de la misión comunicarse con las naves espaciales en todo el sistema solar en todo momento durante la rotación de la Tierra.