Publicado 05/08/2021 17:29CET

Nuevas presiones de enfermedades en cultivos según cambia el clima

Campo de cultivo
Campo de cultivo - PXFUEL

   MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El cambio climático aumentará la carga de las enfermedades de los cultivos en algunas partes del mundo y la reducirá en otras, según sugiere una nueva investigación publicada en 'Nature Climate Change'.

   A medida que el planeta se calienta, es probable que el impacto de las enfermedades de los cultivos disminuya en las zonas tropicales, como Brasil, el África subsahariana, la India y el sudeste asiático. En latitudes más altas (más alejadas del ecuador), el riesgo de enfermedades aumentará, siendo Europa y China "especialmente vulnerables".

   El estudio de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, afirma que estos cambios "seguirán de cerca" las variaciones en la productividad de los cultivos que se esperan con el calentamiento global.

   Los modelos sugieren que el aumento de las temperaturas aumentará el rendimiento de la mayoría de los cultivos en las latitudes altas, mientras que en los trópicos las ganancias serán escasas o nulas.

   El estudio también concluye que los Estados Unidos, Europa y China probablemente verán cambios importantes en la combinación de patógenos que afectan a sus cultivos.

   "Los patógenos de las plantas ya causan pérdidas de producción devastadoras en todo el mundo --recuerda el profesor Daniel Bebber, del Departamento de Biociencias de Exeter y del Instituto de Sistemas Globales--. Nuestras investigaciones anteriores han demostrado que las plagas y los patógenos de los cultivos se están alejando del ecuador, y este nuevo estudio estima los riesgos de los patógenos en las próximas décadas".

   Bebber destaca que los resultados muestran que las ganancias de rendimiento impulsadas por el clima en las regiones templadas se verán atenuadas por el aumento de la carga de la protección de los cultivos. "La rápida diseminación global por el comercio y el transporte internacional significa que los patógenos probablemente llegarán a todas las zonas en las que las condiciones sean adecuadas para ellos", añade.

   Las tasas de infección de los patógenos de las plantas están fuertemente determinadas por las condiciones, incluida la temperatura. El estudio utilizó la información existente sobre las temperaturas mínimas, óptimas y máximas de infección de 80 hongos y oomicetos patógenos de los cultivos.

Los autores compararon los rendimientos actuales y las proyecciones de rendimiento futuro (2061-80) para 12 cultivos principales, utilizando tres modelos de cultivos y cuatro modelos climáticos globales bajo la vía climática RCP6.0.

   La profesora Sarah Gurr, coautora del estudio, señala que la cambiante mezcla de patógenos en cada zona podría tener un gran impacto. "Las empresas de cultivo de plantas y de productos agroquímicos se centran en determinadas enfermedades --apunta--. En el Reino Unido, por ejemplo, los obtentores de trigo se centran en la resistencia a la mancha de Septoria tritici, la roya amarilla y la roya parda, pero esas amenazas podrían cambiar".

   "La agricultura tiene que planificar y prepararse para el futuro, y ese futuro ya está aquí --apostilla el coautor Thomas Chaloner, estudiante de doctorado financiado por la South West Biosciences Doctoral Training Partnership (SWBio DTP)--. Sólo tenemos unas pocas décadas, y la mejora de los cultivos puede llevar mucho tiempo, así que tenemos que pensar en la resistencia a los patógenos que aún no han llegado".

   Resalta que "muchos patógenos, especialmente los que se encuentran actualmente en las zonas tropicales, están muy poco investigados". "Tenemos que invertir en la comprensión de estas enfermedades, que podrían llegar a ser cada vez más frecuentes en las principales zonas de cultivo del mundo", advierte.