Publicado 05/05/2021 12:50CET

Nuevo algoritmo usa un holograma para controlar iones atrapados

Archivo - Usan luz para localizar información almacenada en un 'pajar' cuántico
Archivo - Usan luz para localizar información almacenada en un 'pajar' cuántico - UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE - Archivo

   MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio ha descubierto la forma más precisa de controlar iones individuales utilizando tecnología de ingeniería óptica holográfica.

   La nueva tecnología utiliza el primer dispositivo de ingeniería óptica holográfica conocido para controlar qubits de iones atrapados. Esta tecnología promete ayudar a crear controles más precisos de qubits que ayudarán al desarrollo de hardware específico de la industria cuántica para promover nuevos experimentos de simulación cuántica y potencialmente procesos de corrección de errores cuánticos para qubits de iones atrapados.

   "Nuestro algoritmo calcula el perfil del holograma y elimina cualquier aberración de la luz, lo que nos permite desarrollar una técnica altamente precisa para programar iones", dice el autor principal Chung-You Shih, estudiante de doctorado en el Instituto de Computación Cuántica de la Universidad de Waterloo (IQC).

   Kazi Rajibul Islam, miembro de la facultad de IQC y de física y astronomía en Waterloo, es el investigador principal de este trabajo. Su equipo ha estado atrapando iones utilizados en simulación cuántica en el Laboratorio de Información Cuántica desde 2019, pero necesitaba una forma precisa de controlarlos.

   Un láser dirigido a un ion puede "hablar" con él y cambiar el estado cuántico del ion, formando los componentes básicos del procesamiento de información cuántica. Sin embargo, los rayos láser tienen aberraciones y distorsiones que pueden resultar en un punto de enfoque amplio y desordenado, lo cual es un problema porque la distancia entre los iones atrapados es de unos pocos micrómetros, mucho más estrecha que un cabello humano.

   Los perfiles del rayo láser que el equipo quería para estimular los iones tendrían que diseñarse con precisión. Para lograr esto, tomaron un láser, soplaron su luz hasta 1 cm de ancho y luego la enviaron a través de un dispositivo digital de microespejos (DMD), que es programable y funciona como un proyector de películas. El chip DMD tiene espejos de escala de dos millones de micrones que se controlan individualmente mediante voltaje eléctrico. Usando un algoritmo que desarrolló Shih, el chip DMD está programado para mostrar un patrón de holograma. La luz producida por el holograma DMD puede tener su intensidad y fase controladas exactamente.

   En las pruebas, el equipo ha podido manipular cada ion con la luz holográfica. Investigaciones anteriores han tenido problemas con la diafonía, lo que significa que si un láser se enfoca en un ion, la luz se filtra en los iones circundantes. Con este dispositivo, el equipo caracteriza con éxito las aberraciones utilizando un ion como sensor. Luego pueden cancelar las aberraciones ajustando el holograma y obtener la diafonía más baja del mundo.

   "Existe un desafío en el uso de la tecnología DMD disponible comercialmente", dice Shih. "Su controlador está hecho para proyectores y litografía UV, no para experimentos cuánticos. Nuestro siguiente paso es desarrollar nuestro propio hardware para experimentos de computación cuántica".

El estudio se publica en npj quantum information.