Publicado 20/06/2024 14:36

Nuevo dinosaurio herbívoro con cuernos como espadas de dios nórdico

Reconstrucción de Lokiceratops en los pantanos de 78 millones de años del norte de Montana, mientras dos Probrachylophosaurus pasan al fondo.
Reconstrucción de Lokiceratops en los pantanos de 78 millones de años del norte de Montana, mientras dos Probrachylophosaurus pasan al fondo. - FABRIZIO LAVEZZI

   MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Paleontólogos han presentado en la revista PeerJ una nueva especie de dinosaurio de hace 78 millones de años con un conjunto de cuernos muy extravagantes.

   El nombre del dinosaurio, Lokiceratops rangiformis, se traduce aproximadamente como "la cara con cuernos de Loki que parece un caribú", debido a los inusuales cuernos curvados en forma de cuchilla en la parte posterior de su volante (el escudo de hueso en la parte posterior del cráneo) y los cuernos asimétricos en la cima del volante, que recuerdan a las astas de un caribú.

   "El dinosaurio ahora tiene un hogar permanente en Dinamarca, así que optamos por un dios nórdico y, al final, ¿no se parece mucho a Loki con las espadas curvas?", dijo el profesor de la Universidad de Utah y coautor del estudio Mark Loewen, refiriéndose al arma preferida del dios tramposo.

   Loewen, también paleontólogo del Museo de Historia Natural de Utah, y Joseph Sertich, paleontólogo del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, son ambos consultores científicos del Museo de la Evolución en Dinamarca, el nuevo hogar de Lokiceratops.

   "Es una de esas historias con un final feliz, donde no fue a la mansión de alguien", dijo Sertich. "Terminó en un museo, donde se conservará para siempre para que la gente pueda estudiarlo y disfrutar visitándolo".

   Lokiceratops fue descubierto en 2019 en las tierras baldías del norte de Montana, dos millas (3,2 kilómetros) al sur de la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Sertich y Loewen ayudaron a reconstruir el dinosaurio a partir de fragmentos del tamaño de platos de comida y más pequeños. Una vez que unieron las piezas del cráneo, se dieron cuenta de que el espécimen era un nuevo tipo de dinosaurio.

   Con una longitud estimada de 6,7 metros y un peso de 5 toneladas, el Lokiceratops es el dinosaurio más grande del grupo de dinosaurios con cuernos llamados centrosaurinos que se ha encontrado en América del Norte. Tiene los cuernos con volantes más grandes que se hayan visto en un dinosaurio con cuernos y carece del cuerno nasal que es característico entre sus parientes.

   "Este nuevo dinosaurio supera los límites de los extraños tocados de ceratopsianos, ya que luce los cuernos con volantes más grandes que se hayan visto en un ceratopsiano", dijo Sertich. "Estos adornos craneales son una de las claves para descubrir la diversidad de los dinosaurios con cuernos y demuestran que la selección evolutiva para exhibiciones llamativas contribuyó a la vertiginosa riqueza de los ecosistemas del Cretácico".

   Sertich comparó los cuernos de los dinosaurios con las plumas de los pájaros. Los pájaros utilizan los colores y los patrones de las plumas para diferenciar su propia especie de otras especies de aves similares.

   "Creemos que los cuernos de estos dinosaurios eran análogos a lo que hacen los pájaros con las exhibiciones", dijo Sertich. "Los utilizan para la selección de pareja o el reconocimiento de especies".

   El Lokiceratops fue excavado en la misma capa de roca que otras cuatro especies de dinosaurios, lo que indica que cinco dinosaurios diferentes vivieron uno al lado del otro hace 78 millones de años en los pantanos y llanuras costeras a lo largo de la costa este de Laramidia, la masa continental occidental de América del Norte creada cuando una vía marítima dividió el continente. Tres de estas especies estaban estrechamente relacionadas, pero no se encontraron fuera de la región.

   "Es una diversidad inaudita encontrar cinco viviendo juntos, similar a lo que verías en las llanuras del este de África hoy en día con diferentes ungulados con cuernos", dijo Sertich.

   A diferencia de la amplia gama de grandes mamíferos salvajes que vagan por el oeste de Estados Unidos hoy en día, como el alce, estos animales antiguos estaban geográficamente limitados, agregó. El descubrimiento de Loki proporciona evidencia de que estas especies evolucionaron rápidamente dentro de un área pequeña, un proceso que a veces se observa en las aves.

   Cuando el Triceratops apareció en escena 12 millones de años después, las diferencias regionales se habían homogeneizado en solo dos especies de dinosaurios con cuernos desde Canadá hasta México, posiblemente como respuesta a un clima más homogéneo, dijo Sertich.

   El estudio muestra que la diversidad de los dinosaurios ha sido subestimada y presenta el árbol genealógico más completo de los dinosaurios con cuernos hasta la fecha.

   "Lokiceratops nos ayuda a comprender que solo estamos arañando la superficie en lo que respecta a la diversidad y las relaciones dentro del árbol genealógico de los dinosaurios con cuernos", dijo Loewen.

Contador