Publicado 27/08/2020 17:41:55 +02:00CET

Ollas de cerámica registran prácticas alimentarias antiguas

Ollas de cerámica registran prácticas alimentarias antiguas
Ollas de cerámica registran prácticas alimentarias antiguas - SCIENTIFIC REPORTS

   MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El análisis de tres componentes de ollas de cerámica para cocinar puede ayudar a los arqueólogos a descubrir cronogramas detallados de las prácticas culinarias utilizadas por las civilizaciones antiguas.

   Los hallazgos, de un experimento de cocina de un año, que publica la revista 'Scientific Reports' en el que, dirigido por las científicas Melanie Miller, Helen Whelton y Jillian Swift, un equipo de siete arqueólogos cocinó repetidamente los mismos ingredientes en vasijas de cerámica sin esmaltar una vez por semana durante el transcurso de un año.

    Luego cambiaron las recetas para el último evento de cocción para estudiar si los residuos restantes pueden representar la última comida cocinada o una acumulación de eventos de cocción en el tiempo total en que se ha utilizado una vasija. Las recetas incluían ingredientes como el trigo, el maíz y el venado.

   El análisis químico de los valores isotópicos de carbono y nitrógeno de los residuos presentes en las vasijas de cerámica, aportados por los carbohidratos, lípidos y proteínas de las comidas cocinadas, sugiere que los restos de comida quemada que quedan dentro de cada recipiente representan los ingredientes finales y cambian con cada comida.

   La composición química de la fina capa de residuos formada en la superficie interior de la olla de cocción y en contacto más directo con los alimentos durante la cocción representa una mezcla de comidas anteriores, pero se parece más a la de la comida final.

   Un análisis más detallado también sugiere que los lípidos se absorben en las paredes del recipiente de cerámica durante una serie de eventos de cocción y no son reemplazados inmediatamente por las nuevas recetas, sino que se reemplazan lentamente con el tiempo.

   El análisis de los tres residuos revela eventos de cocción en diferentes escalas de tiempo para vasijas de cerámica y puede permitir a los arqueólogos comprender mejor los diversos recursos utilizados por las culturas antiguas y estimar la vida útil de la cerámica utilizada en la preparación de comidas.