Publicado 29/04/2020 17:26:06 +02:00CET

Un planeta que empequeñece a Júpiter ajetrea su sistema

Un planeta que empequeñece a Júpiter, descubierto a 1.242 años luz
Un planeta que empequeñece a Júpiter, descubierto a 1.242 años luz - W. M. KECK OBSERVATORY/ADAM MAKARENKO

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un planeta monstruoso con tres veces la masa de Júpiter ha sido descubierto destacando en un sistema planetario distante, a 1.242 años luz. Llamado Kepler-88 d, orbita su estrella cada cuatro años, y su órbita no es circular, sino elíptica.

El hallazgo es resultado de seis años de datos tomados con el instrumento del espectrómetro Echelle de alta resolución (HIRES) en el telescopio Keck I de 10 metros, en Hawai.

El sistema, Kepler-88, ya era famoso entre los astrónomos por dos planetas que orbitan mucho más cerca de la estrella, Kepler-88 b y c (los planetas generalmente se nombran alfabéticamente en el orden de su descubrimiento).

Esos dos planetas tienen una dinámica extraña y sorprendente llamada resonancia de movimiento medio. El planeta b del tamaño de Neptuno orbita la estrella en solo 11 días, que es casi exactamente la mitad del período orbital de 22 días del planeta c, un planeta de masa de Júpiter. La naturaleza mecánica de sus órbitas es energéticamente eficiente, como un padre empujando a un niño en un columpio. Cada dos vueltas que el planeta b da alrededor de la estrella, se bombea. El planeta exterior, Kepler-88 c, es veinte veces más masivo que el planeta b, por lo que su fuerza produce cambios dramáticos en la sincronización orbital del planeta interior.

Los astrónomos observaron estos cambios, llamados variaciones de tiempo de tránsito, con el telescopio espacial Kepler de la NASA, que detectó los tiempos precisos cuando Kepler-88 b cruzó (o transitó) entre la estrella y el telescopio. Aunque se han detectado variaciones en el tiempo de tránsito (TTV para abreviar) en unas pocas docenas de sistemas planetarios, Kepler-88 b tiene algunas de las mayores variaciones de tiempo. Con tránsitos que llegan hasta medio día temprano o tarde, el sistema se conoce como "el Rey de los TTV".

El planeta recién descubierto agrega otra dimensión a la comprensión del sistema por parte de los astrónomos. "Con tres veces la masa de Júpiter, Kepler-88 d probablemente ha sido aún más influyente en la historia del sistema Kepler-88 que el llamado Rey, Kepler-88 c, que es solo una masa de Júpiter", dice Lauren Weiss, becaria posdoctoral en el Instituto de Astronomía de Hawai y autora principal del equipo de descubrimiento. "Entonces quizás Kepler-88 d es el nuevo monarca supremo de este imperio planetario".

Quizás estos líderes soberanos extrasolares hayan tenido tanta influencia como Júpiter en nuestro sistema solar. Tales planetas podrían haber promovido el desarrollo de planetas rocosos y haber dirigido cometas acuíferos hacia ellos. Weiss y sus colegas están buscando planetas reales similares en otros sistemas planetarios con planetas pequeños.

Su artículo que anuncia el descubrimiento de Kepler-88 d se publica en la edición del 29 de abril del Astronomical Journal.

Contador