Publicado 09/03/2021 10:24CET

La 'Pompeya de las plantas prehistóricas' aclara un secreto evolutivo

Ejemplar fósil de la nueva especie conservando la copa del árbol con hojas y sus órganos fértiles adheridos al tallo.
Ejemplar fósil de la nueva especie conservando la copa del árbol con hojas y sus órganos fértiles adheridos al tallo. - UNIVERSITY OF BIRMINGHAM

   MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Plantas fósiles conservadas en ceniza volcánica en China han arrojado luz sobre una carrera evolutiva de hace 300 millones de años que llevó a las variantes portadoras de semillas a dominar la Tierra.

   Publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, una nueva investigación sobre fósiles encontrados en la 'Pompeya de plantas prehistóricas', en Wuda, Mongolia Interior, revela que las plantas, llamadas Noeggerathiales, eran miembros muy evolucionados del linaje del que procedían las plantas con semillas.

   Las noeggerathiales fueron importantes plantas formadoras de turba que vivieron hace entre 325 y 251 millones de años. La comprensión de sus relaciones con otros grupos de plantas se ha visto limitada por ejemplos mal conservados hasta ahora.

   Los fósiles encontrados en China han permitido a los expertos determinar que los Noeggerathiales están más estrechamente relacionados con las plantas con semillas que con otros grupos de helechos.

   Ya no se consideran un callejón sin salida evolutivo, ahora se reconocen como helechos arborescentes avanzados que desarrollaron estructuras complejas en forma de cono a partir de hojas modificadas. A pesar de su sofisticación, las Noeggerathiales fueron víctimas de los profundos cambios ambientales y climáticos de hace 251 millones de años que destruyeron los ecosistemas de pantanos en todo el mundo.

   El coautor, el doctor Jason Hilton, profesor de Paleobiología en el Instituto de Investigación Forestal de la Universidad de Birmingham, comenta que "los noeggerathiales fueron reconocidos ya en la década de 1930, pero los científicos los han tratado como un 'fútbol taxonómico', pateado sin cesar sin que nadie identificando su lugar en la Historia de la vida".

   "Las espectaculares plantas fósiles encontradas en China están ganando renombre como el equivalente vegetal de Pompeya --asegura en un comunicado--. Gracias a esta porción de vida preservada en ceniza volcánica, pudimos reconstruir una nueva especie de Noeggerathiales que finalmente establece la afinidad e importancia evolutiva del grupo..

   Según recuerda, "el destino de las moeggerathiales es un claro recordatorio de lo que puede suceder cuando incluso las formas de vida muy avanzadas se enfrentan a un rápido cambio ambiental".

   Los investigadores estudiaron las noeggerathiales completas conservadas en un lecho de ceniza volcánica de 66 centímentros de espesor formado hace 298 millones de años, sofocando todas las plantas que crecen en un pantano cercano".

   La ceniza impidió que los fósiles se pudrieran o se consumieran, y preservó muchos individuos completos con detalles microscópicos.

   El autor principal, Jun Wang, profesor de Paleobotánica en el Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing, comenta que "se identificaron muchos especímenes en las excavaciones en 2006-2007 cuando algunas hojas eran visibles en la superficie de la ceniza. Parecía que podrían estar conectadas a entre sí y un tallo debajo --añade-: revelamos la corona en el sitio, pero luego extrajimos las muestras completas para llevarlas de regreso al laboratorio".

   "Se han necesitado muchos años para estudiarlos completamente y los especímenes adicionales que hemos encontrado más recientemente --reconoce--. Los árboles completos son las plantas fósiles más impresionantes que he visto y debido a nuestro cuidadoso trabajo, también son algunas de las más importantes para la ciencia".

   Los investigadores también dedujeron que el linaje ancestral del que evolucionaron las plantas con semillas se diversificó junto con la radiación más temprana de las plantas con semillas durante los períodos Devónico, Carbonífero y Pérmico, y no se extinguió rápidamente como se pensaba anteriormente.