Publicado 09/03/2021 14:11CET

Portaltic.-Alemania quiere clasificar para mayores de 18 años los videojuegos que tengan cajas de botín

Archivo - Recurso videojuegos
Archivo - Recurso videojuegos - UNSPLASH/CC/STEM LIST - Archivo

   MADRID, 9 Mar. (Portaltic/EP) -

   El Gobierno alemán busca introducir una nueva clasificación por edad para los videojuegos, con el fin de proteger a los menores, y que supondría que aquellos que tuvieran las llamadas 'cajas de botín' se dirigirían a los mayores de 18 años.

   Las cajas de botín ('lootboxes', en inglés) son un elemento habitual en algunos videojuegos, y se compran a cambio de un alto número de moneda virtual o micropagos, que permiten desbloquear elementos exclusivos como armas y personajes, pero cuya asignación es aleatoria.

   Precisamente ese elemento de aleatoriedad es lo que ha hecho que estén en el punto de mira de las autoridades, ya que por sus características las legislaciones de algunos países las identifican con el juego de azar, y buscan reducir su presencia en los videojuegos destinados a los más pequeños, sobre todo para evitar que contribuyan a que los niños y adolescentes se enganchen al juego,

   A través de una reforma de la Ley de Protección Juvenil, Alemania busca establecer una nueva clasificación de los videojuegos, juegos en línea y otras aplicaciones que, en caso de contener las cajas de botín, pasarán a clasificarse como contenido para mayores de 18 años, como se informa en Der Spiegel.

   Uno de los juegos que se vería afectado es FIFA, que aunque se dirige a un público muy amplio, tiene el modo 'Ultimate Team', que contienen futbolistas que pueden mejorar el rendimiento de los equipos de los jugadores y que se determinan por azar. Permite incluso comerciar con ellos.

   En octubre del año pasado, la Autoridad de Juego de Países Bajos (KSA) interpuso una orden administrativa sujeta a una sanción de hasta 5 millones de euros al estudio de videojuegos Electronic Arts por las cajas de botín de FIFA.

   La medida llego después de que el tribunal de distrito de La Haya hubiera dado la razón a la KSA, que había denunciado previamente que los videojuegos de FIFA "contenían cajas de botín ilegales".